Jaime GUERRERO

OAXACA (#pagina3.mx).- Frente al truncado juicio político contra el ex gobernador, Gabino Cué Monteagudo, el diputado local electo, Delegado Especial del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Ericel Gómez Nucamendi, afirmó que no encubrirá al ex mandatario, Gabino Cué Monteagudo, si incurrió en irregularidades financieras en su gestión.

Primero, se limitó a decir que no conocía el dictamen que dejó en la congeladora la diputada morenista, María de Jesús Melgar Méndoza.

“SI hablamos de un gobierno local, tenemos que hacer un análisis de todos los gobiernos que me han tocado vivir, yo estoy acá desde la época de Zarate Aquino”, atajó.

Por qué me preguntan de Gabino Cué y no analizamos todos, desde la época desde que yo estuvo. Yo he participado en política desde la época de Zarate Aquino, en 1964”.

Gómez Nucamendi, aclaró que no conoce el dictamen que obra en la Comisión Instructora. Sin embargo, asentó. “Déjame checar el dictamen y te respondo. Yo no tengo ningún interés en proteger a nadie”, sostuvo.

No obstante, admitió que frente a las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), se tendrá que acatar las sanciones que determine ese órgano fiscalizador. “Si pide que haya sanciones, tendrá que haber sanciones a nivel nacional”, como lo ha pedido el titular de ese órgano, David Colmenares, respecto al caso de la Estafa Maestra que involucra a la titular de la Sedatu, Rosario Robles.

En el caso del juicio contra Cué Monteagudo, puntualizó que será revisado.

El Juicio Político contra el ex gobernador Gabino Cué Monteagudo siempre sí se quedó en la congeladora de la Comisión Instructora que preside la profesora y diputada de Morena, María de Jesús Melgar Vásquez.

El pasado 26 de septiembre la Presidenta de la Comisión Instructora de la LXIII Legislatura rechazó que hubiera un pacto o acuerdo político con el ex gobernador Gabino Cué Monteagudo, para no desahogar el proceso de Juicio Político en su contra.

No obstante, admitió que aún no existía dictamen para sancionar al ex mandatario y no ha logrado juntar las firmas para que sea sometido ante el pleno del Congreso.

Aun cuando minimizó su fallida pretensión de consensuar un borrador de dictamen en la última sesión ordinaria del segundo y último año de ejercicio legal, justificó que no tuvo las condiciones, porque el emplazamiento les llevó mucho tiempo y posteriormente la emisión de los edictos se pudo continuar, posteriormente en el periodo probatorio recibieron pruebas erróneas, luego siguió el periodo de alegatos.

El juicio político contra el ex gobernador de Oaxaca, que llegó bajo las siglas del PRD, PAN, MC, PT y con el apoyo de muchos de los hoy dirigentes, diputados y alcaldes de Morena, inició el 3 de mayo de 2017, tras de la demanda interpuesta por el ex colaborador de Cué Monteagudo, el hoy diputado federal del PT, Benjamín Robles Montoya.

Robles Montoya acusó a su ex amigo de un presunto desvío de más de 30 mil millones de pesos, destinados a obras de infraestructura, salud y compra de medicamentos.

Así, a dos semanas de que finalice el último ejercicio legal de la actual Legislatura, el proceso de juicio político contra Cué Monteagudo solo concluyó su fase probatoria, previo a la elaboración del dictamen con el cual el pleno del Congreso determinará si es culpable o no del desvío de más de 30 mil millones de pesos.

Previo a una última declaración, la presidenta de la Comisión Instructora evitó dar detalles a este reportero, que en más de tres ocasiones solicitó información sobre el proceso contra el ex Mandatario.

COMPARTIR