Imagen de archivo.

Pedro Matías

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) emitió este miércoles una Alerta Temprana por el caso de las elecciones extraordinarias en San Dionisio del Mar, ante el riesgo de violencia luego que un grupo de choque del PRI cerró por completo el acceso principal a esa comunidad Ikoot o huave.

Sin embargo, el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) sigue empecinado en que “continúan las actividades de organización de la elección extraordinaria del municipio de San Dionisio del Mar, cuya jornada electoral está programada para el próximo domingo nueve de diciembre”.

La Defensoría teme que en previo, durante o después de las elecciones extraordinarias se cometan violaciones a los derechos humanos de difícil o imposible reparación para quienes puedan estar involucrados en este conflicto.

Por tal razón, solicitó la intervención a la Secretaría General de Gobierno, a la Secretaría de Seguridad Pública, a la Coordinación para la Atención de los Derechos Humanos del Poder Ejecutivo del Estado, a la Fiscalía General estatal y al Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca, así como a la comunidad de San Dionisio del Mar, a evitar la violencia.

En la alerta temprana se pide que la Secretaría General de Gobierno implemente y coordine mesas de trabajo resolutivas a efecto de atender en forma integral y responsable el problema, con la finalidad de garantizar la paz, la gobernabilidad, así como una convivencia armónica entre los habitantes de San Dionisio del Mar.

El organismo defensor recapituló que desde hace aproximadamente siete años, el Ayuntamiento de San Dionisio del Mar arrastra un conflicto electoral que ha impedido celebrar elecciones para renovar autoridades municipales desde 2013, ya que las elecciones celebradas en julio de ese año fueron anuladas por el Tribunal Federal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

También insta a la Secretaría de Seguridad Pública estatal a coordinar acciones tendientes a que la Policía Estatal ejecute un plan de atención integral en materia de seguridad pública, con la finalidad de garantizar el libre ejercicio de los derechos humanos de todos los habitantes de esa comunidad, para lo cual deberá brindarse seguridad en la zona, así como salvaguardar la integridad, bienes y derechos de los pobladores de dicho municipio y de los integrantes de la Asamblea General de San Dionisio del Mar.

Además, pide a la Fiscalía General de Justicia estatal que gire instrucciones a quien corresponda para que, de advertirse la existencia de algún delito, se inicien los legajos de investigación correspondientes.

Y a los habitantes de San Dionisio del Mar pidió que, en ejercicio de sus sistemas normativos internos, busquen mecanismos pacíficos a través del dialogo y la concertación, basados en la  paz y el pleno ejercicio de los derechos humanos de todos los pobladores, para la solución del conflicto electoral que les atañe.

Mientras que el IEEPCO dijo que en días pasados junto con el Instituto Nacional Electoral (INE) sostuvieron una reunión con todas las dirigencias de los partidos políticos locales y nacionales, quienes manifestaron su disposición y firmaron compromisos concretos para garantizar el desarrollo de la elección en un ambiente de seguridad, paz y tranquilidad social.

Lo cierto es que cuatro candidatos a la presidencia municipal de San Dionisio del Mar desmintieron al gobierno estatal y a las autoridades electorales porque “no existe un acuerdo” para la celebración de las elecciones extraordinarias el próximo 9 de diciembre debido al riesgo de violencia que existe por la presencia de un grupo armado al servicio de la candidata del PRI, Teresita de Jesús Luiz Ojeda, quien busca la reelección.

Por lo pronto, denunciaron que a partir de las 22:00 horas de este martes 4 de noviembre, el grupo de choque de la presidenta y candidata del PRI cerraron por completo el acceso a San Dionisio del Mar, lo que ha generado un ambiente tenso y de riesgo de violencia.

En un documento fechado el 30 de noviembre de 2018, los candidatos Arelis Pérez Cortés, del Partido del Trabajo; Jorge Sierra Ramos, del Partido Unidad Popular; Magali Martínez Gómez, de Movimiento de Regeneración Nacional y Edith Pineda Sierra, del Social Demócrata se abstuvieron de firmar porque no existen las condiciones para las elecciones extraordinarias.

Los únicos que firmaron son la candidata del PRI, Teresita de Jesús Luiz Ojeda, quien busca la reelección y su pariente Sonia Luis Gallegos, quien compite por el Partido de la Revolución Democrática.