CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Emilio Lozoya Austin, el exdirector de Pemex señalado por exdirectivos de la empresa brasileña Odebrecht por recibir 10.5 millones de dólares en sobornos, obtuvo un amparo con el que la Fiscalía Especializada en la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), deberá resolver en 40 días naturales si ejercerá o no acción penal en su contra.

Durante este plazo, la FEPADE deberá decir si existen o no diligencias por practicar respecto a los delitos que se imputan a Lozoya y, en caso de ser positivo, las desahogue de inmediato, pues el exdirector de Pemex afirmó que “al no haberse determinado la carpeta de investigación en un plazo razonable, le generó inseguridad e incertidumbre jurídica, colocándolo en un estado de indefensión”.

La FEPADE tendrá 40 días naturales para determinar “en definitiva” si cuenta con los elementos para ejercer la acción penal contra Lozoya, pues la justicia consideró que la dependencia tuvo el tiempo suficiente para integrar una investigación exhaustiva e imparcial.

En su decisión, rendida el lunes pasado, el Juzgado Octavo de Distrito de Amparo en Materia Penal, con sede en la Ciudad de México, también pidió a la FEPADE que determine si los delitos imputados a Lozoya prescribieron o no, y que subsane los “vicios formales” con los cuales justificó, el pasado 10 de julio, que su investigación seguía en curso.

El 12 de agosto de 2017, Proceso publicó un reportaje de la organización Quinto Elemento Lab, que revelaba las confesiones de exdirectivos de Odebrecht ante la Fiscalía de Brasil; entre éstas, detallaban cómo pagaron por 10.5 millones de dólares a Lozoya, primero mientras éste coordinaba los asuntos internacionales de la campaña de Enrique Peña Nieto, y luego como director general de Pemex.

Cuatro días después el PRD interpuso una denuncia ante la FEPADE –entonces a cargo de Santiago Nieto Castillo, la cual que abrió una investigación para determinar si Lozoya utilizó el presunto dinero de los sobornos para financiar de manera ilícita la campaña de Peña Nieto.

“Del escrito de denuncia se aprecia que se hizo del conocimiento del titular de la FEPADE hechos vinculados con la carpeta de investigación en relación con diferentes empresas, así como del quejoso consistentes en diversos depósitos a una compañía fantasma que empezaron a ejecutarse en 2012 y que supuestamente terminaron en 2014”, planteó el Consejo de la Judicatura Federal en una nota informativa difundida hoy.

Nieto fue removido de su cargo el 20 de octubre de 2017, en plena investigación del capítulo mexicano de Odebrecht, la trama de corrupción más importante en la historia reciente de América Latina.

Nota completa: https://www.proceso.com.mx/562657/juez-ordena-a-la-fepade-resolver-investigacion-contra-emilio-lozoya-por-caso-odebrecht