Nadine Gassman, funcionaria de ONU Mujeres, iría a INMUJERES

 

• Algunos grupos feministas la apoyan

SemMéxico, Cd. de México, 10 octubre 2018.- En la recta final para la elección de la nueva presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), la cuarta desde que se fundó ese órgano rector de la política de género. Pese a lo intrincado del proceso, la decisión de llevar a esa presidencia a la médica y especialista en derechos sexuales y reproductivos Nadine Gassman Zylbermann, todavía funcionaria de ONU Mujeres en Brasil, se mantiene.

La suspensión sorpresiva de la reunión del viernes pasado, se debió, oficialmente a que todavía parte del gabinete que hace parte de la Junta de Gobierno para elegir una terna para la presidencia de INMUJERES no había sido ratificado por el Senado, según una comunicación oficial de prensa de INMUJERES. No obstante ello, las 32 consejeras de lo social y consultivo, mantienen su crítica al procedimiento poco transparente en el que se han enviado las señales para elegir a la presidenta.

En tanto, la dirección de lo que pasará está en manos de la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien ya discutía los perfiles desde agosto pasado, y se ha decidido sacar del proceso a la senadora feminista Martha Lucía Micher, quien llamó a todas y cada una de las consejeras a sumarse a la terna oficial.

Hoy se pudo precisar que al parecer se salió de la terna, Candelaria Ochoa, ex senadora y afiliada a Morena, activista de los derechos de las mujeres; igualmente se “bajó” de la lista Ximena Andión Ibáñez, directora del Instituto Simone de Beauvoir, quien se perfila para la Secretaría Ejecutiva del Instituto.

A casi 18 años de vida del Instituto Nacional de las Mujeres, órgano autónomo, descentralizado, con patrimonio propio y autonomía de gestión lo han ocupado mujeres cercanas al Presidente de la República en turno, esta sería la primera vez que se trata de una integrante de un organismo multilateral, fuertemente apoyada por mujeres de poder en el terreno de la política de género, no solo de varias expresiones políticas, sino de diferentes esquinas feministas.

Se pudo precisar que desde esas variadas expresiones la médica Gassman Zylberma ha estado ya en pláticas con diferentes grupos de donde proviene e, incluso, estuvo en México la ex directora de ONU Mujeres para México y Centroamérica, que en el sexenio de Enrique Peña tuvo relación directa con la presidencia de la República, la Secretaría de Gobernación y ese organismo hizo dos de los diagnósticos fundamentales sobre participación política y sobre feminicidio.

En esas reuniones, un conjunto de grupos feministas, han estado apoyando a la doctora francomexicana y ya preparan una solicitud pública. Estos grupos están identificados con una tendencia feminista, a la que pertenece el Instituto Simone de Beauvoir, y de la actual directora del Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México, Gabriela Rodríguez, hermana de la hoy senadora Jesusa Rodríguez, que fue la suplente de Olga Sánchez Cordero.

Evidentemente ya no será como antes, no será la presidenta una militante del partido político ligado con el Presidente de la República, López Obrador. Habría renunciado a buscar la presidencia Carol Arriaga, cuya actividad de cabildeo para su persona cesó.

En el pasado fueron presidentas de INMUJERES en el foxismo la panista Patricia Espinosa Torres, primera presidenta del Instituto; durante el sexenio de Felipe Calderón, Rocío García Gaytán, también panista, ex directora el Instituto de las Mujeres de Jalisco, muy cercana a Margarita Zavala; y hace seis años, cuando regresó el PRI, se designó a Lorena Cruz Sánchez, ex directora del órgano de género del Estado de México, quien renunció al instituto en marzo pasado, para competir por una senaduría. Actualmente, es secretaria general adjunta del comité ejecutivo del PRI.

2012 y 2018, procesos hermanos

Al menos en la protesta y el enojo por la falta de transparencia en el proceso, las cosas son muy semejantes a lo sucedido en 2013.

SemMÉXICO encontró la siguiente nota publicada por CIMACNOTICIAS hace 6 años:

“En un turbio y simulado proceso de relevo en el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), la ex directora del Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social en el Estado de México (Cemybs), Lorena Cruz Sánchez, se perfila como la próxima presidenta de la instancia rectora de la política de equidad de género en México.

“De acuerdo con fuentes del Inmujeres, la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles –integrante de la Junta de Gobierno del instituto–, ha señalado que Cruz Sánchez es “la candidata” de Enrique Peña Nieto para encabezar al organismo autónomo, por lo que se da por descontado que ella será la próxima titular a pesar de que hay otras aspirantes.

“En declaraciones a Cimacnoticias, la ex diputada federal y feminista Teresa Incháustegui (*nota de la redacción, quien acaba de dejar la dirección del Instituto en la ciudad de México) criticó la falta de información a la sociedad civil sobre el proceso de relevo en el Inmujeres, por lo que hizo un llamado a Peña Nieto para que designe a una mujer “con liderazgo y experiencia suficiente para afrontar los retos que representa esta institución. https://cimacnoticias.com.mx/node/62344

“La también académica y ex presidenta de la Comisión Especial del Feminicidio de la Cámara baja confió en que la Junta de Gobierno del Inmujeres logre el consenso al elaborar la terna de candidatas que enviará al Ejecutivo”.

Sigue la nota de entonces, ahora no hay en esa agencia algo semejante: “La falta de un procedimiento claro y transparente en la selección de la terna para ocupar la presidencia del Instituto Nacional de las Mujeres ha generado dificultades, un proceso turbio y simulado por el que protestan las consejeras”

Hoy las 32 consejeras, mientras que se sabe que una de las que buscaban la presidencia ya no quiere y algunas instituciones feministas, grupos, redes o asociaciones lanzarán un apoyo público a Nadine Gassman.

Hace seis años Natalia Reyes Andrade y Margarita Reyes Chávez, integrantes del Consejo Social del instituto, informaron que este viernes se enviarán a Peña Nieto los nombres de las tres aspirantes.

“Las consejeras informaron que el pasado 21 de diciembre la Junta de Gobierno del instituto –integrada por las y los titulares de 13 secretarías de Estado, PGR, Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, y el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), así como por las 16 integrantes de los consejos Consultivo y Social–, presentó los nombres de cinco candidatas, todas militantes del PRI y en su mayoría provenientes del Estado de México.

“Además de Lorena Cruz Sánchez, las otras candidatas son la presidenta del Organismo Nacional de Mujeres Priistas en el DF, Alicia Virginia Téllez Sánchez; la directora del Instituto de Atención a las Víctimas del Delito de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, Francisca de la Rosa María Zaldívar Pérez; la ex titular de la Secretaría de la Mujer en Coahuila, Martha Laura Carranza Aguayo, y la secretaria general de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, Rosa María Molina del Castillo.

Entonces: “Natalia Reyes Andrade explicó que la Junta de Gobierno acordó integrar la terna a más tardar el 10 de enero con la intención de que más mujeres presentaran su candidatura, lo cual al parecer no ocurrió, ya que a dos días del plazo fatal se manejan los mismos cinco nombres de candidatas. La consejera y activista lamentó que no haya más perfiles.

Es probable que actualmente no sepamos en que acabará hasta enero próximo

En 2013 si había un reglamento que debía lanzar una convocatoria, hoy no. Las consejeras estudian proponer un procedimiento, que aunque sea expedito, consiga transparentar el proceso.

Hace 6 años, cuando no había cuarta transformación, así calificó el periodismo de género el tema: “DEDAZO” PRESIDENCIAL y se agrega:” Durante este proceso de selección se informó que Rosario Robles ha dejado en claro que “la candidata” de Peña Nieto es Lorena Cruz Sánchez, actual subsecretaria de Desarrollo Regional del Valle de Toluca, lo que se ha considerado como un aviso de que de antemano ella será la próxima presidenta del Inmujeres.

“Cruz Sánchez, ex directora del Cemybs, ejerció su mandato en momentos en que el Instituto Mexiquense de la Mujer se integró en 2006 a la Secretaría de Desarrollo Social de la entidad, durante la gubernatura del priista Peña Nieto. Según especialistas, el Cemybs tiene una visión meramente asistencialista.

“Antes de asumir la Presidencia, Peña Nieto –a través de la bancada del PRI– envió una iniciativa de reforma al Congreso para sectorizar al Inmujeres a la Secretaría de Desarrollo Social –cuya titular ahora es Rosario Robles–, lo que generó el descontento de feministas por considerar que se restaban autonomía y facultades al instituto.

“La protesta social obligó finalmente a Peña Nieto a dar marcha atrás a la iniciativa que convertía al Inmujeres en un “apéndice” de la Sedesol.

Hoy las cosas podrían enturbiarse aún más. Las defensoras del procedimiento iniciado en agosto, sostienen que habría que llegarse a un final feliz, ya que podría ser que se amenace la existencia, libertad y actuación de INMUJERES. Las consejeras piensan. Ninguna se atreve a dar su nombre para hablar del conflicto, como sí lo hicieron hace 6 años.