El acceso a San Dionisio del Mar permanece cerrado.

Diana MANZO / Corresponsal

JUCHITÁN, OAX., (pagina3.mx).- Integrantes de la Asamblea de Pueblos de San Dionisio del Mar (APSDM) denunciaron que un grupo afín a la candidata del PRI, Teresita de Jesús Luis Ojeda, encabezó un bloqueo en el acceso principal de la localidad a cuatro días de  celebrarse la elección  municipal extraordinaria, lo cual podría generar violencia pues aseguran están armados.

Dijeron que son aproximadamente 20 personas que portan palos y piedras y a más de uno se le ha visto con arma de fuego, por lo que responsabilizaron a la candidata, y a las autoridades electorales del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) y del Instituto Nacional Electoral (INE) de lo que pueda pasar en la víspera de la elección del próximo domingo 9 de diciembre.

Señalaron que la candidata del PRI, quien es presidenta con licencia, intenta reelegirse a como dé lugar, sin importarle la falta de  condiciones que existe para que se realicen las elecciones extraordinarias.

Integrantes de la Asamblea, junto con 4 de 6 aspirantes a la elección municipal extraordinaria (C. Jorge Sierra Ramos, Partido Unidad Popular, Edhit Pineda Sierra del partido PSD, Magaly Martínez Gómez, partido Morena, Aracely Cortez Pérez del Partido del Trabajo) anunciaron que no permitirán la realización de la jornada electoral programada para el próximo  domingo 9 de diciembre debido a que la violencia ha sido parte de la vida política y social de la comunidad.

Esta situación provocó que las clases se suspendieran en las escuelas de la  localidad debido a que los padres de familia temen hechos violentos que afecten a los estudiantes.

En la comunidad indígena ikotjs de San Dionisio del Mar, para designar a sus autoridades municipales debido a que la Asamblea de Pueblos impidió la elección municipal del pasado 1 de julio por un conflicto social y político con la actual autoridad municipal.

La Asamblea de Pueblos  de San Dionisio del Mar nació porque el ex presidente Miguel López Castellanos autorizó el permiso de  cambio de uso de suelo a la empresa eólica Mareña Renovables, ahora eólica del Sur, sin la autorización del Pueblo de San Dionisio del Mar y recibió recursos por varios millones de pesos sin consentimiento de la comunidad.