La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció ayer miércoles que al llegar a su nueva oficina se encontró con que las ventanas estaban blindadas.

La nueva mandataria capitalina, que este miércoles 5 de diciembre juró al cargo, publicó que en su oficina principal, en el antiguo Palacio del Ayuntamiento, había cuatro ventanales blindados.

Pero adivinen qué, llegué a la oficina y me encontré que las ventanas que se colocaron o estas puertas que se colocaron en 2013, son blindadas, pesan, no sé, 500 kilos cada una, no solamente estas dos sino otras dos que están atrás y miren nada más esto, lo pusieron para evitar pues no sé. Así que no necesito ventanas blindadas. Les informo que vamos a empezar a revisar hoy para empezar a quitar las puertas blindadas de la oficina. La jefa de gobierno no tiene miedo”, explicó Sheinbaum.

Su oficina de prensa difundió un video y, posteriormente, la fotografía que muestra que ya fueron retirados dichos ventanales.

Sheinbaum rindió protesta el miércoles como titular del gobierno de la Ciudad de México.

Se trata de la primera jefa de gobierno mujer electa en las urnas. En su discurso, en el Congreso local, Sheinbaum se comprometió, entre otras cosas, a erradicar la violencia de género.

Criticó con fuerza a los gobiernos anteriores. En cultura, aseguró que duplicará el presupuesto. En movilidad, sin dar detalles de cómo lo hará, dijo que se enfocará en los peatones y ciclistas. Aseguró que la prioridad será el transporte público.

Poco después, en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, Sheinbaum tomó protesta a su gabinete.

En ambos lugares anunció un cambio sustancial en la secretaría de Seguridad Pública capitalina y dijo que es en cumplimiento de una de las demandas del movimiento estudiantil de 1968.

COMPARTIR