Pedro Matías

06/diciembre/2018 OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Tuvo que pasar un siglo y 82 años para que una mujer, María Eugenia Villanueva Abraján, llegara a la presidencia de Tribunal Superior de Justicia.

Y es que desde 1824 en que se constituyó el Tribunal Superior de Justicia había sido presidida por varones hasta que este jueves seis de diciembre, el pleno, designó por unanimidad de votos a la magistrada María Eugenia Villanueva Abraján, como presidenta interina de ese órgano colegiado y del Consejo de la Judicatura.

La magistrada presidenta, quien tiene 23 años de servicio en el Poder Judicial, sustituye en el cargo a Raúl Bolaños Cacho Guzmán, quien renunció al cargo que venía ostentando desde el 2017.

Al rendir protesta, Villanueva Abraján, resaltó “la gran responsabilidad que hoy asumo es fiel reflejo del reconocimiento a la búsqueda de equidad de género, por lo que, como mujer, y como profesional del derecho, estoy segura saldré adelante al contar con el apoyo y ayuda de todas y todos ustedes los integrantes de este pleno”.

Añadió: “Acorde a los resultados que generemos en nuestra labor diaria, contribuiremos nosotras y nosotros al fortalecimiento y búsqueda de la estabilidad social, la paz y la concordia de nuestro pueblo”.

Indicó que en este año que se cumplen 70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, “cobran especial relevancia las obligaciones que como Poder Judicial debemos tener presentes, quienes estudiamos, interpretamos y aplicamos cotidianamente el derecho, la de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad a que nos mandata nuestro artículo primero constitucional”.

“La honrosa tarea que hoy asumo es enorme, de ahí que mi responsabilidad a partir de ahora será identificar las necesidades humanas y materiales que nos aquejan. Los recursos que ya tenemos, los aplicaremos al máximo para contribuir a la superación de las exigencias que subsisten en nuestra institución, desde luego, tales esfuerzos serán realizados bajo los presupuestos de transparencia y rendición de cuentas que tenemos mandatados por la propia ley”.

La nueva titular del Poder Judicial es licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca; cuenta con un posgrado en Derecho, Política y Criminología, con especialidad en Derecho Procesal por la Universidad de Salamanca, España.

En 1995 fue juez de materia familiar por el Tribunal de Justicia del Estado de Oaxaca y desde 1999 es designada como magistrada del TSJE. Con tal cargo funge como consejera magistrada del Consejo de la Judicatura Local para después ser reintegrada a la primera Sala Familiar.

El último cargo en el cual se desempeño fue como presidenta del Tribunal de lo Contencioso Administrativo y de Cuentas.