Diana Manzo/Corresponsal

#página3.mx

San Dionisio del Mar, Oax.- Con una misa de acción de gracias en la iglesia de San Dionisio del Mar y una asamblea comunitaria donde participaron defensores de la tierra y el territorio de la región del Istmo de Tehuantepec, los integrantes de la Asamblea de Pueblos de San Dionisio del Mar conmemoraron el séptimo aniversario de su resistencia a los megaproyectos.

La exigencia sigue siendo la misma -No a los proyectos eólicos- desde que se creó hace 7 años cuando un grupo de mujeres y hombres impulsaron el origen de la Asamblea de Pueblos de San Dionisio del Mar para defender su mar y su tierra de la inversión privada de origen española que intentó ubicar un parque eólico en la Barra Santa Teresa impulsado por la empresa “Mareña Renovables”.

En este aniversario participaron además de defensores, integrantes de organizaciones sociales entre ellos Código DH quienes han brindado asesoría y respaldo legal a los integrantes de la Asamblea en la defensa de sus tierras.

“Seguimos en pie de lucha, no ha sido nada fácil, a veces pareciera una perdida de tiempo porque aquí damos todo, las mujeres que somos defensoras además de atender nuestro hogar venimos y damos tequio, hacemos comida y participamos en la lucha, ahora lo que deseamos es que San Dionisio tenga un gobierno que se merece, pero uno comunitario, que de verdad vea por los intereses de todos, no solo de unos cuantos”, expresó Ángela Orozco López, defensora comunitaria.

Recordó que con el surgimiento de la Asamblea de Pueblos se logró exhibir al ex alcalde de San Dionisio del Mar, Miguel López Castellanos, quién recibió alrededor de 20 millones de pesos de la empresa Mareña Renovables a cambio de entregar las tierras y el mar para la construcción del parque eólico.

“Hoy cumplimos 7 años de estar en pie de lucha , desde entonces entre hombres y mujeres defendemos nuestro mar, viento y tierra, esperamos que para este 2019 a muestro pueblo le vaya bien, porque San Dionisio no merece vivir dividido, no tenemos autoridad municipal desde el 1 de enero, y exigimos al gobernador que reconozca nuestra autoridad comunitaria”, recalcó.

Al termino de la celebración religiosa, los defensores comunitarios recorrieron las principales calles de la localidad en donde portaron mantas para exigir auditoria a la ex alcaldesa Teresita de Jesús Luis Ojeda y también exigir al gobierno de Oaxaca reconozca el consejo comunitario que recientemente se creó y mejorar las condiciones de vida.

Al concluir la marcha, se concentraron en el casino municipal, recinto que desde el 2012 mantiene en su poder la Asamblea de Pueblos de San Dionisio del Mar quienes ese mismo año con la intervención de organizaciones sociales obtuvieron un amparo que revocó la construcción del proyecto eólico “Barra Santa Teresa” hoy llamado “Parque eólico del Sur” construido en tierras del municipio de Juchitán y El Espinal.

Con esta resistencia surgió una policía comunitaria con 12 integrantes quienes realizan la vigilancia en el pueblo, no usan arma, laboran a través del tequio y han contribuido a la seguridad municipal.

Desde ese entonces, los opositores del proyecto eólico mantienen bajo su resguardo las instalaciones del inmueble que ocupa el palacio municipal y también del casino que se ubica a un costado en donde de forma permanente realizan sus asambleas de forma semanal.

En esta comunidad ubicada en la región del Istmo de Tehuantepec es la única que hasta el momento no tiene autoridad municipal porque no se realizó una elección municipal el pasado 1 de julio del 2017 y tampoco se pudo llevar acabo la elección municipal extraordinaria programada el pasado 9 de diciembre debido a la violencia y la falta de acuerdos de todas las partes, por lo que la asamblea eligió a su representante y también de parte de otros grupos políticos encabezados por el PRI impulsaron otro consejo ciudadano, pero ambos no so reconocidos por el gobierno de Oaxaca.

COMPARTIR