Tuxtepec, Oaxaca.- Durante la inauguración de la pavimentación de 5 mil 348 metros cuadrados de carpeta asfáltica en un tramo del camino Camelia Roja-Macín Chico, el Presidente de San Juan Bautista Tuxtepec, Oaxaca, Fernando Bautista Dávila, denunció el incumplimiento del exsecretario de la entonces Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), Roberto Serrano Altamirano, al no hacer la entrega del total de recursos que esta dependencia había autorizado para la realización de esta obra caminera.

Ante pobladores de esta comunidad, Lucina Martínez Régules, quien asistió en representación de la Delegación Oaxaca del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) antes CDI,  Fernando Bautista Dávila señaló que era importante en primer lugar que estaba agradecido en que la dependencia haya ayudado para hacer esta obra, pero también triste y molesto porque esta era una obra que en un principio se autorizó de una longitud de 1 kilómetro y para ello se habían autorizado 4 millones 700 mil pesos en mezcla de recursos entre Gobierno Federal y Gobierno Municipal, obra que después fue cancelada por la CDI.

Dijo que ante esta situación viajó a la ciudad de México, buscó aliados para exigir al Gobierno Federal se le autorizara el recurso, ellos querían que con 4 millones se pavimentara el kilómetro de camino acordado; sin embargo, no aceptó porque “nosotros, en este gobierno no estamos acostumbrados a hacer porquerías que hicieron otros gobiernos en tramos que hoy ya están completamente desechos”.

“Pedimos que nos recortaran la meta para que se hiciera una obra de calidad y los 4 millones solo alcanzaban para 700 metros, en este estira y afloja nos llevamos varios meses y quien era en ese entonces Secretario Federal de la CDI, Roberto Serrano Altamirano, nos dijo que se iba a cancelar el proyecto ya que iban de salida”.

En ese momento se le pidió al Secretario que viniera él a explicarle a los pobladores por qué les cancelaban la obra y se logró que autorizaran los 4 millones 700 mil pesos pero como era mezcla de recursos, la Administración Municipal de Tuxtepec tendría que aportar 2 millones de pesos, cantidad que se aceptó para que se pudiera hacer la pavimentación del mencionado camino.

Sin embargo, lo peor del caso y lamentable, apuntó Fernando Bautista Dávila, que después de que los engañaron se pavimentaron los 700 metros porque los políticos y los gobiernos deben ser serios con el pueblo, “no podemos engañar al pueblo al pueblo hay que darle su dinero en obras como esta”.

Explicó que cuando se terminaron los 700 metros de pavimentación se encontró con que CDI sólo depositó 1 millón 352 mil 336 pesos, en lugar de los 2 millones 700 mil que se suponía ya estaban etiquetados y que sumando los 2 millones que pondría el municipio se sumaría la cantidad acordada de 4 millones 700 mil pesos.

“Ahora resulta que nosotros aportamos los 2 millones de pesos y CDI solo aporta 1 millón 336 mil pesos y le quedamos debiendo 1 millón 342 mil pesos a la empresa constructora, es lamentable que tengamos esos tipos de gobiernos, lamentable que se tengan ese tipo funcionarios, es una vergüenza para el pueblo tener gobiernos mentirosos, da vergüenza tener actores políticos que solamente por sacar los compromisos se comprometan y a la hora de la hora no cumplan”, sentenció el Presidente Municipal de Tuxtepec.

Abundó que ahora el problema es del Gobierno Municipal de Tuxtepec porque ese dinero ya estaba destinado para invertir en más obras para el pueblo y ahora con él se tendrá que pagar al constructor que ya terminó la obra, esto por haber tenido Secretarios de Gobierno irresponsables, a políticos mentirosos y esto hay que hablarles de frente y decirles sus verdades, indicó el alcalde tuxtepecano.

Fernando Bautista Dávila afirmó que el actual Gobierno de Tuxtepec es un Gobierno responsable y tiene que cumplir con la empresa constructora, desembolsar un dinero que tenía que cubrir el Gobierno Federal anterior y, es triste, lamentable y vergonzoso tener ese tipo de actores políticos, políticos que no deben existir en el país, en el estado y mucho menos en el municipio de Tuxtepec, concluyó.