Samantha Páez

@samantras

Hacer de la violencia de género un espectáculo mediático, sobre todo en casos como el feminicidio o la desaparición, banaliza los delitos, explicó Natalí Hernández Arias, directora de Centro de Análisis, Formación e Iniciativa Social (Cafis).

Desde el punto de vista de la activista muchos medios de comunicación transforman en una telenovela los feminicidios y las desapariciones de las mujeres, situación que da un mensaje a las personas de que el asunto es un show y no se trata de delitos graves.

De igual forma la directora de Cafis, quien ha acompañado varios casos de violencia en Puebla y otros estados, dijo que en aras de la objetividad muchos medios de comunicación ponen en duda si la víctima realmente sufrió violencia. Sin embargo “culpabilizar a las mujeres o poner en entredicho su palabra es una forma de reproducir el estigma de la violencia que viven las mujeres”.

Para evitar este tipo de situaciones lo que la especialista sugiere es:

Dejar de lado los prejuicios y estereotipos de género al momento de dar la información.

Analizar si la “objetividad” de los medios de comunicación, al darle voz a ambas partes, no busca quitarle culpa al imputado.

Creerle a las víctimas, ya que cuestionarlas sobre sí realmente sufrieron violencia las revictimiza.

Se debe evitar la difusión de datos personales o información privada de la víctima y su familia, así como del imputado, ya que puede dificultar el proceso penal.

Una regulación y sanción las empresas mediáticas que reproduzcan contenidos que violenten a las víctimas.

Tener más claridad de los momentos en que los medios pueden vulnerar los derechos humanos de las personas o cuando discriminan, para que las autoridades puedan hacer un llamado de atención.

Finalmente, Hernández Arias llamó a los medios de comunicación a repensar si la información que difunden sobre la violencia de género aporta al contexto social o a otras personas que están pasando por lo mismo.

Leer más: https://ladobe.com.mx/2019/01/hacer-de-la-violencia-de-genero-un-espectaculo-banaliza-los-delitos/

COMPARTIR