Hospital reconstruido en Juchitán por sismo se inauguró, pero no presta servicio

Malas condiciones para ofrecer servicios médicos públicos en Juchitán. Foto: Diana Manzo.

Diana MANZO / Corresponsal

JUCHITÁN, OAX., (pagina3.mx).- Han transcurrido más de 30 días -el 23 de noviembre del 2018- desde que fue inaugurado el hospital general  “Macedonio Benítez Fuentes” en este municipio después de que fuera reconstruido en su totalidad por el colapso que sufrió con el terremoto del 7 de septiembre de 2017.

Sin embargo, no presta servicio a la ciudadanía, las y os pacientes siguen recibiendo atención médica en el hospital provisional y son atendidos en pasillos y en estado de hacinamiento.

Ramón López Gallegos, director del hospital General, y Yolanda Sánchez Ulloa, secretaria general de la base trabajadora de esta unidad de salud, lamentaron que el estado y la federación entregaran un edificio en un 90 por ciento de avance.

Es decir, aún no culminado en su totalidad, debido a que hace falta un 10 por ciento de presupuesto equivalente a 6 millones de pesos en mobiliario, equipo y materiales.

Dijeron que no pueden iniciar operaciones y tampoco abrir al público en general porque el edificio nuevo no cuenta con: tarjas de acero inoxidable tipo mesa en diversas áreas del hospital, mesas de trabajo para áreas de laboratorio y anatomía patológica.

Tampoco hay suministros de gases medicinales, especialmente oxígeno, lavamanos de cirujano en área de quirófanos, ropa como sábanas para cama y camilla, además de ropa quirúrgica, losa para comensales en área de comedor, medicinas para farmacia y hospitalización y consumibles y reactivos para el laboratorio.

“Pedimos urgentemente la intervención del gobierno de Oaxaca para la terminación del hospital, en diciembre vivimos un colapso con los pacientes, llegaban con traumatismo y no pudimos hacerles exámenes en esta unidad provisional porque no lo tenemos, en cambio ese equipo ya está habilitado en el nuevo hospital que se reconstruyó pero no se ocupa, no queremos que se vuelva un elefante blanco como otros que hay en Oaxaca”, expresó la doctora Yolanda Sánchez Ulloa.

Los más de 380 trabajadores afiliados a esta unidad médica cumplieron un año de brindar atención en la unidad provisional, la cual se habilitó a los pocos meses del terremoto y en la cual hacen una labor “extra humana” para atender a los más de 100 pacientes diariamente entre ellos a 10 mujeres que dan a luz por cesárea y parto normal.

Gabriela Velásquez Valdivieso, jefa de piso de servicios de ginecología, dijo que han dado todo su profesionalismo para atender a las embarazadas, pero que las camas instaladas no son suficientes y tampoco hay privacidad, todas están hacinadas y no hay otra opción que aguantarse, porque  el servicio a la salud no se le niega a nadie.

“Aquí todas las pacientes conviven, no hay privacidad, para curarlas  tenemos que sacar a sus maridos y las visitas son mínimas, el clima no sirve, no son condiciones óptimas, por eso insistimos en que el hospital se nos entregue, allá son 100 camas, aquí apenas tenemos 30 y no son suficientes”.

En esta unidad médica se atienden cerca de 3 mil pacientes cada mes, no solo de Juchitán sino de los 42 municipios del Istmo de Tehuantepec, inclusive de poblados de Chiapas y Veracruz, sin embargo por su estado “provisional” y  no contar con todos los servicios en especialidades algunos enfermos son trasladados a unidades medicas  ubicadas en Salina Cruz, Ixtepec y Tehuantepec y en otros casos en unidades particulares.

El hospital civil de Juchitán, fue fundado el 16 de octubre de 1991 y actualmente es catalogado el  segundo  nosocomio con mayor productividad del estado de Oaxaca, a pesar de que su capacidad se ha duplicado a un 200 por ciento.

Este edificio de salud, atiende a pacientes en el área de consulta externa y urgencias, cuenta con nueve especialidades entre ginecología, pediatría,  cirugía general, oftalmología hasta nutriología, además de brindar servicio en el área de Rayos X, laboratorio, puesto de sangrado, mastografía y una Unidad de Cuidados intensivos Neonatales (UCIN).

La reconstrucción del Hospital estuvo a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional y tuvo un costo de 460 millones de pesos debido a que fueron utilizados materiales robustecidos, además de contar con pruebas en laboratorios para soportar incluso sismos con intensidad superior a los 9 grados Richter.

Durante la inauguración estuvieron presentes autoridades militares, de salud y del gobierno de Oaxaca entre ellos el Secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos acompañado del gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa y el titular de la Secretaria de Salud, José Ramón  Narro así como Alfonso Duarte Mújica, comandante e la octava región militar de ciudad Ixtepec; además develaron una placa conmemorativa.