La ignorancia jurídica de los ediles

Horacio Corro Espinosa

Poco faltó para que la Presidenta municipal de Huajuapan, Juanita Cruz Cruz, le sumiera al casco al secretario municipal Ulises Cuauhtémoc Reyes Martínez, en plena sesión de cabildo.

Como se podrán dar cuenta, el nivel político tolerante de la presidenta es casi nulo.

Sobre la actitud de la presidenta, los nuevos integrantes del cabildo municipal han ido de tropiezo en tropiezo ante tanta ignorancia legal. Primero, se fueron a sesionar a un edificio privado, ubicado en Micaela Galindo No. 2. La mayoría del cabildo aprobó para que ese lugar sea utilizado para realizar las sesiones, aunque la Presidenta y el Síndico procurador de justicia, Pablo Crespo de la Concha, han ocultado el contrato de arrendamiento. Habrá que decir que, si no hay contrato, no puede pasar un inmueble privado a público, y menos por capricho.

Hasta ahorita no se sabe de quién es el edificio en cuestión, a pesar de que los regidores Alejandro Rosales Olmos e Ithalivi Salazar López, han solicitado reiterada y verbalmente información, y una explicación en base a qué se decidió por ese lugar. Estas preguntas, desde luego, han incomodado mucho a la presidenta y al síndico.

La única salida como respuesta ha sido que toda esa información se les proporcionará siempre y cuando se solicite por escrito. La respuesta suena como a encubrimiento o como protección a algo siniestro.

Lo cierto es que para que un edificio pase de lo privado a lo público, primero se debe mostrar el contrato, de lo contrario, el inmueble no puede convertirse jurídicamente en público.

Queda claro entonces, que todo lo que han realizado los funcionarios municipales en ese lugar, ha sido ilegal, no ha servido para nada, solo han ido a perder el tiempo, y eso que apenas iniciaron en sus cargos.

Para firmar el contrato se requieren dos dictámenes: uno de la Comisión de hacienda, quien, además, genera un dictamen de viabilidad financiera. Y el otro dictamen es de Protección Civil. Sin estos dos requisitos, el edificio jamás podrá convertirse en público.

Toda adquisición de arrendamiento, por ley, debe estar bajo la supervisión de Protección Civil y Hacienda. Es importantísimo conocer el origen del inmueble: ¿De quién es? ¿Cuál es el nombre y apellidos del propietario? ¿Está hipotecado? ¿El dueño paga al fisco? ¿Tiene o ha tenido problemas de justicia? ¿El arrendatario es pariente de algún regidor? Y así otras preguntas. Pero si la presidenta municipal y el síndico Pablo Crespo, siguen ocultando esa información, yo seguiré pensando que el edificio es del narco, porque ¿de qué otra manera tanto misterio?

El irse a meter a una casa particular fue violar la ley. Y si argumentan que se lo prestaron un ratito, es mucho peor, porque entonces uno se preguntaría: ¿a cambio de qué te lo prestaron Juanita?

Al edificio ya le hicieron remodelaciones, mismas que no debieron hacerlas porque ni siquiera saben los regidores si está aprobado el presupuesto, y en caso de que esté aprobado, ¿están seguros que hay una partida para rentar? Entonces, Con qué derecho le han metido lana pública, la del pueblo de Huajuapan, a un edificio particular.

Los regidores pudieron haber sesionado en cualquier lugar público, en los baños del mercado, si así se les hubiera antojado, menos en una casa privada.

Todos los regidores que estuvieron en esas sesiones de cabildo violaron la ley, incluyendo a Alejandro Rosales Olmos, quien tanto se ha opuesto a que en ese lugar se sesione sin antes demostrar lo que les acabé de mencionar.

No cabe duda que hay mucha ignorancia legal.

Pero hay más violaciones todavía. En esa casa particular se le tomó la protesta al Tesorero municipal Jesús Alberto Avendaño Alarcón, quien por cierto nadie conocía, solo la Presidenta, quien además metió las manos al fuego por él.

Primero, le perdonaron no pagar la fianza como garantía para resguardar los millones de pesos que él va a manejar. Lo correcto hubiera sido, visto con ojos de la Cuarta Transformación, exigirle que pague su fianza, porque entonces, dónde queda aquello de la honestidad que presume Juanita y su partido Morena. Hay que tomar en cuenta que la fianza no es ante el cabildo, sino ante la autoridad fiscal, ante el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca.

La presidenta municipal, Juanita Cruz, aseguró que la trayectoria de Avendaño Alarcón, ha sido impecable en la asesoría contable a diferentes municipios, pero eso no es cierto. En otra ocasión les hablaré de este tema.

Además, este señor Avendaño Alarcón, a quien ya se le tomó la protesta como Tesorero, no aparece en el Registro Nacional de Profesionistas. ¡Así con este recomendado! No es ni contador ni administrador ni auditor ni nada. La recomendación de Juanita equivale a la primera burla hacia los huajuapeños. ¡Qué no sabe que usurpar profesiones es delito?

En fin, este es el nivel de políticos que vamos a tener durante tres años: violadores de la ley, encubridores, tal vez, del narco, y solapadores de profesionistas gansito.

 

Twitter: @horaciocorro

Facebook: Horacio corro

horaciocorro@yahoo.com.mx