Diana Manzo/Corresponsal

Página3.mx

Juchitán, Oax.- José Antonio Orozco Delgado, originario de la comunidad zapoteca de San Francisco Ixhuatán en la región del Istmo de Tehuantepec pidió al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador su intervención para que su hija Zaachila Isabel Orozco Mc Cormick, de 21 años, de origen zapoteca y con doble nacionalidad Mexicana – Estadounidense , no pise la cárcel y sea absuelta de su culpa “por ayudar a migrantes” sin permiso en la línea fronteriza de Estados Unidos con México.

Explicó que el pasado 18 de enero, un juez federal de nombre Bernardo Velasco emitió un fallo contra cuatro mujeres que son activistas de la organización humanitaria “No más muertes” , entre los que se encuentra su hija Zaachila Isabel, y las declaró culpables por ingresar sin permiso a un refugio de vida silvestre en Arizona, donde dejaban agua y comida para los migrantes indocumentados que cruzan la frontera por el desierto.

Al padre de la joven activista está situación lo tiene “tenso y preocupado” además con dolores constantes de cabeza por la preocupación, pues ahora tendrá que viajar a los Estados Unidos y apoyarla, pero antes pide la intervención del gobierno federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador para que su hija no pise una prisión además pagar una multa de 500 dólares por el delito de “ayudar a los migrantes” en un espacio considerado de reserva federal para el país norteamericano.

“En los últimos días he pensando mucho en mi hija por todo lo que está pasando, pedimos al presidente de México que haga una declaración publica o una carta enviándolo a los jueces de los Estados Unidos para que no haya sentencia por un delito que consideramos absurdo, es terrible pensar que mi hija, una joven que siempre ha ayudado a los suyos ahora pague una sentencia en prisión de 6 a 12 meses, es algo absurdo, ojalá aquí en México podamos presionar y ayudar , tanto el gobierno como el mismo pueblo, porque estoy desesperado”, expresó.

Al conocer la sentencia, la joven Zaachila Isabel Orozco Mc-Cormick quién desde el 2017 trabaja como voluntaria con el grupo “No más muertes” (Nomoredeaths.org) que presta ayuda humanitaria a los migrantes en la zona fronteriza de Arizona y México, envió una carta el pasado 22 de enero al presidente de la republica Andrés Manuel López Obrador en donde le solicita su intervención como ciudadana mexicana para evitar que termine en prisión.

“Tengo entendido que usted puede ayudarme presionando al gobierno de los Estados Unidos enviándole una carta o haciendo una declaración en contra de la decisión del juez”, dijo Zaachila al mandatario mexicano.

Además en el escrito agregó que ella considera que ese delito que se le culpa es más bien un asunto político. “Tenemos claro, como ciudadanos y organización civil que el fondo del problema no es haber ingresado al refugio silvestre, el fondo es político porque nuestra ayuda humanitaria va en contra de la propuesta política y electoral del presidente Donald Trump, de construir un muro en la frontera”, resaltó.

La joven calificó la acusación de “ridícula” porque relató que el juez da a entender que entraron a un refugio nacional sin permiso , y el permiso es obligatorio, con el fin de conservar y proteger el refugio, sin embargo, en ese mismo refugio quedan restos de que ahí se llevan acabo “pruebas militares” debido a la cercanía con un campo militar, además transitan constantemente los carros de la patrulla fronteriza, lo cual, refirió, es mucho más dañino que los causados por voluntarios como ellas que solo entran a dar agua y alimentos.

Zaachila Isabel Orozco Mc Cormick tiene 21 años de edad y tiene la doble nacionalidad, por su padre de origen zapoteco- oaxaqueño y mexicano y su madre originaria de Seattle, Washington. A los 10 años cursó el cuarto grado de primaria en el municipio de Tehuantepec Oaxaca y en el 2014 regresó a terminar la preparatoria en un colegio de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.