Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax., (pagina3.mx).- “La política social durante los últimos 10 años ha resultado desastrosa porque el número de pobres aumentó en 3.9 millones”, afirmó la titular del Instituto de Inclusión Social Prospera, Leticia Animas Vargas, durante el evento donde se presentó la política de Bienestar del Gobierno de México.

Y agregó que “pese a toda la publicidad gubernamental relacionada con la política social y a gastos exorbitantes en su difusión, la población vulnerable por ingresos aumento de 4.7% a 7.0 %, de igual forma, en ese periodo, lamentablemente se observa un incremento en el número de personas en los porcentajes con ingresos por debajo de la línea de bienestar, la cual pasó de 49% al 53%.

Insistió en que sexenio tras sexenio la situación precaria de las comunidades lejos de mejorar ha empeorado pese a que el presupuesto para programas sociales aumentó desde el 2009 al 2016 en un 3.2%.

Calificó de “desastrosa” la política social porque lo que hizo fue “administrar la pobreza con la implementación de programas asistencialistas, clientelares y erráticos”.

Por ello, adelantó que darán un giro total en esa forma de hacer las cosas porque “nosotros entendemos el concepto de bienestar en su más amplio sentido, como una política de Estado, que nos permita construir una sociedad justa, armonizada y unida. Esa es la condición fundamental para el desarrollo y con la que pretendemos lograr la cuarta transformación del país.

“En este sentido, en el ámbito del sistema de bienestar, estamos construyendo la nueva estructura para aterrizar uno de los más grandes y más nobles proyectos para coadyuvar al cumplimiento del derecho a la educación con la Becas para el Bienestar Benito Juárez, programa insignia que constituye un esfuerzo sin precedentes, que dotará de becas a 10 millones de estudiantes, es decir, uno de cada tres estudiantes en México podrá concretar este derecho”.

Además, tendrán a cerca de 6 millones de becas para estudiantes de primaria y secundaria, mientras que todos las y los estudiantes de las preparatorias públicas del país recibirán una beca de 800 pesos mensuales.

Además, 300 mil estudiantes de educación superior que vivan en condiciones de pobreza o en vulnerabilidad por violencia o sean originarios de pueblos indígenas recibirán dos mil 400 pesos mensuales.

Mientras que otros 600 mil recibirán becas de manutención, servicio social y prácticas y en las escuelas normales recibirán una beca universal para prácticas para todas las y los estudiantes de sexto, séptimo y octavo semestres.

Animas Vargas también destacó que “las corresponsabilidades que se preveían en el programa Prospera que han resultado en una simulación porque obligaban a trabajos denigrantes a las mujeres, a las madres de familia, se dan por canceladas.

“También desaparece la estructura de las vocales, que eran quienes definían quiénes podían o no podían recibir este programa y que muchas veces estaba sujeto a consideraciones de carácter político y electoral”.

Hizo hincapié que las becas “nunca más se manipularán ni se comprometerá a quien las recibe, tampoco serán un paliativo que solo permita al gobierno especular y administrar el grave problema que históricamente hemos padecido”.

Y finalizó con una frase de Pablo Neruda: “Saber escribir es saber caminar, saber leer es saber ascender”.