Diana Manzo/Corresponsal

Juchitán, Oax., (pagina3.mx).- Ante la creciente violencia y alto grado de homicidios dolosos que vive Juchitán, considerada como la tercera ciudad más violenta del estado de Oaxaca y la novena del país según el informe 2018 del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica, el alcalde juchiteco Emilio Montero Pérez informó que a partir de los primeros días del mes de febrero este municipio ubicado en el Istmo de Tehuantepec se beneficiará del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg) que durante dos años estuvo suspendido por incumplimiento en requisitos del antecesor gobierno.

Y es que de los 833 homicidios dolosos registrados en Oaxaca y reportados ante el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el informe de incidencia delictiva municipal 2015-2018 se cometieron 195 asesinatos, de los cuales en Tuxtepec (98 homicidios), Juchitán (52) y Oaxaca de Juárez (45).

El munícipe declaró que hace 15 días le fue notificado por parte del gobierno federal que el municipio de Juchitán estaba incluido dentro del programa de fortalecimiento a la seguridad y que a partir del 4 de febrero 25 elementos de la policía municipal comenzarían con un curso para portación de armas de fuego.

Montero Pérez señaló que con el recurso que otorgue el Fortaseg se implementará un salón audiovisual para capacitar a los policías municipales además de que se podrá un posicionamiento de Sistema de Posicionamiento Global (GPS) a las unidades de policía que cuenta con 6 radios tipo matrax, que desconocían su uso.

También dijo que durante los primeros días de febrero comenzaran con la instalación de 50 cámaras de última generación en puntos de mayor incidencia delictiva de la ciudad con una inversión de 13 millones que para finales de marzo estarían en uso.

“En la reciente visita del Fiscal General del Estado de Oaxaca se autorizó que una persona funja como fiscal adscrito a la comisaría de seguridad pública municipal con la finalidad de que se creen figuras legales de jueces calificadores”, indicó.

Agregó que la violencia está imparable, las ejecuciones también pero dentro de su proyecto de seguridad está trabajar por Juchitán y atender las necesidades.

“Estamos contentos por que se aprobó el Fortaseg eso es un paso enorme, porque habrá capacitación constante, estoy con los policías durante el día, la noche y la madrugada de forma personal, se revisan sus tareas de vigilancia, también vamos por el programa de reforzamiento de valores, todos los días acudimos a la reunión de seguridad regional, estamos contribuyendo para bajar los índices delictivos, porque van en aumento”, recalcó.

Agregó que para la época de semana santa implementará una prueba piloto del “alcoholimetro” y también se determinó reformar el “Reglamento Policial”, entre las primeras acciones será cambiar las claves de comunicación y de frecuencia de los equipos radiales que llevaban más de 20 años sin efectuarse.

“Tengo el contacto directo con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, para atender el problema de la inseguridad, por eso me comprometo y asumo la responsabilidad de trabajar de manera coordinada con las fuerzas municipales, estatales y federales, le apuesto a reducir los índices delictivos, no les voy a fallar”, recalcó.

Finalmente resaltó que se han cambiado el horario de comida de los policías como estrategia de seguridad y en los próximos días se adquirirá una unidad canina que estará acompañando las labores de seguridad de los policías municipales.