Pedro Matías

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- “Voces contra la Tortura” es la exposición gráfica que fue inaugurada en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) para evidenciar la grave violación de derechos humanos que persiste en el país y particularmente en la entidad donde existen 180 casos, la mayoría en la impunidad.

Así lo dio a conocer la coordinadora del Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos Gobixha (CODIGO DH), Sara Méndez, quien explicó que esta carpeta gráfica es parte de la campaña “Voces contra la Tortura” que inició el año pasado con la finalidad de seguir alimentando la denuncia.

Además, se busca exigir a las autoridades que “ahora que tenemos nueva ley general para prevenir, investigar y sancionar la tortura y un nuevo sistema de justicia, se logre lo que no se ha logrado, terminar con la impunidad cuando este delito atenta contra el derecho a la integridad física y psicológica, cuya práctica se ha arraigado en los cuerpos de seguridad del Estado frente a la impunidad que prevalece”.

Explicó que CODIGO DH, ha estado muy cercana a casos de tortura que acompaña integralmente en el estado de Oaxaca y a decir de la fiscalía general existen 150 casos en el viejo sistema y 29 nuevas denuncias en el sistema de justicia oral, lo que en suma dan 180 casos.

Lo cuestionable es que para atender esos casos solo hay un ministerio público, no hay presupuesto, personal, ni infraestructura.

Es por ello que CODIGO DH en coordinación con el Taller Bambú del maestro Abraham Torres presentan la Carpeta Gráfica Voces contra la Tortura, integrada por 15 imágenes del mismo número de artistas, para abordar los impactos de la tortura en la vida de las personas desde una mirada artística y usando diferentes técnicas gráficas.

En esta carpeta participan las obras de Ixrael Montes, Abraham Torres, Edith Chávez, Dionisio Martínez (quien fue detenido y torturado), junto a los jóvenes artistas: Saúl Vásquez, Alejandra Canseco, Yamilet Asilem, Humberto Vásquez, Isaías de Jesús Crescencio, Mercedes López, Mayra Cruz, Laura Pérez Avendaño, Gabriela Morac, Everest Montes y Atzin Daza, mientras que la curaduría la realizó Fernando Gálvez de Aguinaga.

Gálvez de Aguinaga considera que la tortura es una de las atrocidades mas grandes que puede cometer un ser humano contra otro, se trata del daño mas punitivo a un ser vivo que está en manos del otro. Las secuelas psicológicas o físicas de la tortura marcan para toda la vida.

Hizo hincapié que el arte moderno se consolidó con la inclusión del pensamiento crítico y por ello con la conquista de la libertad expresiva, las series gráficas de Goya incluyeron una critica feroz a la tortura, como se hace patente en varias de sus estampas de la serie “Los Desastres de la Guerra”.

De la reciente carpeta, destacó la pieza de Alejandra Canseco intitulada Siempre hacia la libertad, pues en una misma obra resume tanto la aberración de la tortura, como la idea común de los artistas y de las organizaciones que trabajan a favor de la erradicación de la misma, y esta es la esperanza de un futuro libre.

Y la voz colectiva de un grupo creciente de la sociedad camina hacia la extinción de este flagelo, haciéndose valor de todas las herramientas: legales, políticas, artísticas, literarias, y periodísticas: Hoy denunciamos para que mañana no suceda la tortura, hoy señalamos el terror pero corriendo hacia la libertad”.

Otra de las piezas emblemáticas de este grupo de obras fue realizada por el profesor Dionisio Martínez, quien fuera apresado durante la represión al movimiento de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca en el 2006 y trasladado a Nayarit donde la policía federal lo torturó.

Dionisio presenta una ficha de la Dirección Federal de Seguridad pero intervenida por una triada de colibríes que manifiestan la fuerza del pequeño, el rápido aleteo de la libertad contra las injusticias e ilegalidades de un Estado corrupto y violador de las garantías individuales.

Finalmente destacó que “hoy día, México vive una tremenda crisis de derechos humanos, pareciera que todo lo que se ha luchado y avanzado hubiese retrocedido en los últimos sexenios, esto es uno de los factores del triunfo de Andrés Manuel López Obrador: El hartazgo de la gente contra esta violencia institucionalizado y la ausencia de órganos de justicia funcionales y creíbles”.

La exposición se abrió a partir del 1 de febrero en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), ubicado en Avenida Juárez 203 y permanecerá ahí hasta el próximo 23 de febrero.

Antes, el próximo 15 de febrero se realizará un conversatorio a las 16:30 con el curador Fernando Gálvez y especialistas de derechos humanos en IAGO.