¿Por qué Hortensia no y @ConyRuedaG sí?

Francisco Zúñiga

OAXACA.- El viernes 1 de febrero de 2019 apareció publicado un desplegado en un diario de circulación local firmado por algunas organizaciones en las que solicitaban al director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Germán Martínez Cázares, le tomara la protesta a Hortensia Morales Sánchez.  

El desplegado aparecía publicado justamente 24 horas después de que el Consejo Técnico del #IMSS había aprobado por unanimidad el nombramiento de Concepción Rueda Gómez como delegada estatal de esa dependencia. Sobra decir que con esa decisión Hortensia Morales Sánchez quedaba descartada como delegada.

¿Qué ocurrió entre ambos eventos?, ¿por qué el cambio?, ¿por qué deshacer el nombramiento de la primera para poner a la segunda? Y ¿por qué tratar de revertir una decisión tomada por el máximo órgano de gobierno del IMSS?

En el Instituto Mexicano del Seguro Social se había determinado que la delegación estatal sería dirigida por una mujer. Como en todo nombramiento siempre existen varios candidatos. En este caso candidatas. 

Los nombres de Hortensia y Cony fueron mencionados desde un inicio junto con el de otras mujeres, cuyos nombres hoy ya no tiene razón de mencionarse. La mención de Rafael Aragón Kuri como prospecto solo fue un rumor generado para distraer la atención de lo que en realidad estaba ocurriendo al interior de esa dependencia de salud.

Cuando se presentó el nombre de Hortensia Morales Sánchez nadie esperaba que fuera recibido con tal rechazo. Ser hermana de Rey Morales Sánchez parecía que no pesaría mucho. Pero la filtración del video donde la efímera delegada padece pánico escénico y el ruido en la redes sociales terminó por descarrilar su nombramiento. 

Ahora ya no se le acusaba solo de ser la hermana de Rey Morales Sánchez sino también de no tener los requisitos suficientes para conducir esa importante delegación, a pesar de que ella ha laborado allí desde hace mucho tiempo. El nombramiento tuvo que ser abortado.

Justo entonces surgió el nombre de Concepción Rueda Gómez. A su favor jugó el hecho de haber sido delegada de la entonces Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) hoy Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) de donde salió sin ninguna observación ni del Órgano de Control Interno, ni de la Auditoría Superior de la Federación.

Su paso por la Administración Pública Federal fue vital para que se le asignara la delegación. Al frente de la CDI-Oaxaca, Concepción Rueda Gómez manejó cada año cientos de millones de pesos de los cuales dio cuenta en un informe anual, que sin ser su obligación o una imposición legal, ella  implementó para dar a conocer el destino de los cuantiosos recursos.

Los informes anuales se convirtieron en una práctica que desapareció justo cuando llegó como delegado Jorge Toledo Luis. 

Sobra decir que a su partida de la delegación estatal de la CDI, el presupuesto para los pueblos indígenas fue descendiendo vertiginosamente hasta quedar en unos cuantos millones de pesos.

Además, uno de los legados que dejó a su paso por la CDI-Oaxaca fue el mega concierto de bandas musicales indígenas que desde hace poco más de 12 años se lleva a cabo año con año en el auditorio Guelaguetza. El primero se realizó a cabo en la Plaza de la Danza. 

Todo esto fue lo que pesó a la hora de decidir si Concepción Rueda Gómez quedaba al frente de la delegación del IMSS. Lo otro: su posición como suplente de la Senadora Susana Harp Iturribarría o su participación en la campaña presidencial o sus relaciones con los directivos del IMSS fueron secundarios. 

De ser así, quienes impulsaban a Hortensia Morales Sánchez no hubieran perdido la posición que pelearon, pero quedaron en la orilla porque su candidata no tenía experiencia alguna en el nivel directivo de la Administración Pública Federal. 

Por esa razón Concepción Rueda Gómez es hoy delegada del IMSS y el nombre de Hortensia Morales Sánchez quedó totalmente descartado.