Presidente de Matías Romero pidió la renuncia de su esposa como primera Dama del DIF

dav

Diana Manzo/Corresponsal

página3.mx

Matias Romero, Oax.- Virgen Guillen Simón, presidenta del DIF municipal de Matías Romero denunció a su esposo, el alcalde Alfredo Juárez Díaz de violentarla políticamente debido a que le solicitó en sesión de cabildo su renuncia como primera dama de este municipio.

Señaló que el propio alcalde le entregó el pasado 4 de enero su nombramiento por escrito donde se haría cargo de la presidencia del DIF Municipal, sin embargo se han suscitado una serie de conflictos internos dentro de la dependencia municipal ante lo cual los regidores y el alcalde le solicitaron su renuncia.

Virgen Guillen Simón cuenta con el aval del DIF Estatal que encabeza la esposa del gobernador Iveth Morán quién le entregó una credencial que la reconoce como presidenta del DIF de Matias Romero.

Decepcionada expuso que toda esta situación la mantiene preocupada porque dentro de las instalaciones del DIF de Matías Romero existe una rivalidad entre los trabajadores, aquellos que ella contrató y los que contrató el hijo del presidente municipal de nombre también Alfredo Juárez Constantino de 34 años de edad.

“Me siento muy decepcionada de lo que es la política, la intención de llegar a ocupar un cargo ha sido apoyar a la gente de Matias Romero, pero no de esta forma, en redes sociales me han desprestigiado, también me culpan de conflictiva y de una serie de acusaciones que lo único que han hecho es fortalecerme”, añadió.

Ante esta situación acudió a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos con sede en Ciudad Ixtepec en donde informó lo que ha vivido en cuanto a que la autoridad municipal insiste en destituirla y nombrar a la hija del presidente municipal para ocupar su cargo.

La funcionaria municipal expresó que además de esta situación también ha sido culpada por su esposo de querer intentar secuestrar al hijo de ambos que tiene solamente 4 años de edad, a lo que señaló ha interpuesto una demanda ante la Viscefiscalia regional del Istmo de Tehuantepec.

“Desde que llegó hace 7 meses el hijo de mi esposo a vivir a la casa, las cosas cambiaron, a mi me quieren hacer a un lado y quitarme de la presidencia municipal del DIF le corresponde por ley a las esposas de los alcaldes, o al menos que ellas lo renuncien, pero en mi caso tengo nombramiento y ahora solo vivo esta violencia política por ser mujer”, dijo.