Y vuelve a la carga Robles Montoya vs Cué, pide a LXIV Legislatura, reactivar Juicio Político

Jaime GUERRERO

OAXACA (#pagina3.mx).- Luego del fracasado juicio político que tuteló la ex diputada de Morena, María de Jesús Melgar, el diputado federal, Benjamín Robles Montoya, volvió a la carga, pidió reactivar el juicio político en contra de su ex amigo y ex jefe político, el ex gobernador Gabino Cué Monteagudo.

La solicitud la hizo casi a escondidas y ante la toma de la sede del Congreso, fue auxiliado por sus colaboradores que colocó en la LXIV Legislatura, entre ellos, Rogelio Rodríguez, quien pidió a un grupo de inconformes, dejar salir dos camiones en las que se trasladaba el hoy diputado federal del PT.

Antes de partir, Robles Montoya recordó que el juicio político fue aceptado por los diputados de la pasada Legislatura.

Robles Montoya destacó que éste juicio político a un exgobernador debe ser un precedente para los funcionarios estatales y para el pueblo, sobre todo, en esta época en que se está combatiendo la corrupción.

Y es que el Juicio Político contra el ex gobernador Gabino Cué Monteagudo siempre sí se quedó en la congeladora de la Comisión Instructora que presidió la profesora y diputada de Morena, María de Jesús Melgar Vásquez en la LXIII Legislatura.

El pasado 26 de septiembre del 2017, la Presidenta de la Comisión Instructora de la LXIII Legislatura rechazó que hubiera un pacto o acuerdo político con el ex gobernador Gabino Cué Monteagudo, para no desahogar el proceso de Juicio Político en su contra.

No obstante, admitió que aún no existía dictamen para sancionar al ex mandatario y no había logrado juntar las firmas para que sea sometido ante el pleno del Congreso.

Aun cuando minimizó su fallida pretensión de consensuar un borrador de dictamen en la última sesión ordinaria del segundo y último año de ejercicio legal, justificó que no tuvo las condiciones, porque el emplazamiento les llevó mucho tiempo y posteriormente la emisión de los edictos se pudo continuar, posteriormente en el periodo probatorio recibieron pruebas erróneas, luego siguió el periodo de alegatos.

El juicio político contra el ex gobernador de Oaxaca, que llegó bajo las siglas del PRD, PAN, MC, PT y con el apoyo de muchos de los hoy dirigentes, diputados y alcaldes de Morena, inició el 3 de mayo de 2017, tras de la demanda interpuesta por el ex colaborador de Cué Monteagudo, el hoy diputado federal del PT, Benjamín Robles Montoya.

Robles Montoya acusó a su ex amigo de un presunto desvío de más de 30 mil millones de pesos, destinados a obras de infraestructura, salud y compra de medicamentos.

Melgar Vásquez, encargada de elaborar el dictamen para que éste fuera sometido al Pleno de la LXIII Legislatura, para determinar si es culpable o no, reiteró que la sanción a Cué Monteagudo solo sería la inhabilitación de uno a 9 años, para ejercer cualquier cargo público.

Según los dichos de Melgar Vásquez, el retraso en el procedimiento contra Cué Monteagudo es de los diputados del PRI, a quienes acusó de no participar.

Cabe recordar que en febrero de 2017, el entonces senador de la República, Benjamín Robles Montoya, presentó la solicitud de juicio político contra su ex patrón y amigo, al tiempo que sostuvo que se mantienen abiertos los expedientes en la Procuraduría General de la República (PGR) y la Auditoría Superior de la Federación (ASF) contra el ex gobernador Cué Monteagudo y ex colaboradores por presuntos actos de corrupción, enriquecimiento inexplicable y uso de recursos de procedencia ilícita.

Fundamentó como prueba para emprender acciones legales contra su ex amigo y colaborador, las observaciones del 2011 al 2015 que ha señalado la Auditoría Superior de la Federación (ASF) por un monto de más de 10 mil millones de pesos que no fueron comprobados ni justificados.

También se refirió al endeudamiento de más de 14 mil millones de pesos y a ello le sumó los 2 mil 500 millones de pesos que le adeudan a empresarios; el déficit del sector educativo por más de 6 millones; el de salud, de más de 9 mil millones, es decir, recalcó, un monto total de más de 30 mil millones de pesos.