Juchitán.- Al aflorar la primavera de 1806, el 21 de marzo, nació en San Pablo Guelatao, municipio de Ixtlán, en la Sierra norte de Oaxaca, un humilde niño cuya lengua madre fue el zapoteco; su persistencia, su nobleza e inteligencia lo llevaron a ocupar la Gubernatura de su estado y la Presidencia de la República; aquel niño, de nombre Benito Juárez García, fue declarado, después, el Benemérito de las Américas.

Por eso, en el 213 aniversario de su natalicio, la mañana de este jueves, en el monumento a los Héroes del 5 de Septiembre, integrantes del Ayuntamiento Juchiteco, celebraron un acto cívico, donde la Regidora de Educación, Juanita López Rosado, izó en todo lo alto la bandera nacional, frente a centenares de alumnos que participaron en este acto conmemorativo.

La banda de Guerra del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (Cbtis) 205, timbró el ambiente con marchas y dianas, después de hacer sonar sus instrumentos para que los presentes entonaran el glorioso Himno Nacional Mexicano.

Jade Beleguí Aquino Noriega, alumna de la escuela primaria Centenario de Juárez, declamó en español y posteriormente en zapoteco “Juárez Presidente”, enseguida la alumna Noemí Ramírez Sánchez, de la misma escuela, hizo una reseña breve sobre la vida del ilustre patricio de Guelatao.

En su intervención, la regidora Juanita López Rosado, señaló que Juárez “es el gran constructor de la nación, también conocido como defensor de la república, ya que fue él junto con una  extraordinaria generación de liberales quienes instalaron los cimientos del estado mexicano y nuestras instituciones”.

Agradeció a sus compañeros regidores, a directores y directoras de las diferentes instituciones, que estuvieron presentes en el evento, pues de ese modo –dijo- respaldan el proyecto de los valores cívicos y sociales en este municipio.

Al lado de directores y regidores del Ayuntamiento juchiteco, acudieron: el Director de la escuela Centenario de Juárez, Víctor Manuel Mátus Medina, el Director general del CESEEO, José Manuel Rementería Orozco; el Director del Centro Educativo y Cultural del Istmo, José Pérez Gómez; y el supervisor de educación física de la zona 10, Roque López Amador.