Diana Manzo/Corresponsal

Juchitán, Oax.- Rogelia González Luis, fundadora del grupo de mujeres 8 de marzo desde hace más de 30 años e impulsora de la Casa Refugio para mujeres en el Istmo de Tehuantepec desde el 2003 calificó de “error “la decisión del gobierno federal de dar el dinero directamente a las mujeres pues dijo eso no es “acabar” con la violencia de género porque las mujeres requieren una atención integral.

La activista explicó que una mujer que llega al refugio se le brinda atención integral para ella y para sus hijos, desde el área de trabajo social hasta la legal, muchas de ellas llegan huyendo y sin nada, sin documentos porque lo que importa es que salven sus vidas.

“Con lo que propone el gobierno federal de darles dinero, las mujeres no van a correr a un hotel y ahí encerrarse, a las mujeres violentadas se les brinda atención integral, se les acompaña, se les abraza y se les ayuda a empoderarse, en un refugio ellas son tratadas como mujeres dignas y también sus hijos”.

Expresó que en la casa mujer ubicada en la región del Istmo de Tehuantepec anualmente son atendidas 50 mujeres y sus hijos no solo de esta zona de Oaxaca sino de otros estados y muchas llegan con alto grado de violencia, inclusive afectadas apuñaladas y otras veces muy golpeadas.

La también representante de la red de intercultural de refugios señaló que mucha gente tiene la idea de que el presupuesto se lo “roban” o lo “destinan” para otra cosa pero aclaró que nada de eso es verdad por que para ser acreedores a los recursos se les aplica auditoria anualmente.

“Nosotras lo único que pedimos es que los refugios no se cierren que sigan funcionando hemos visto la evolución de las mujeres, salen más fuertes, confiando en sí mismas y sus hijos también, no se trata de gastar un dinero y no destinarlo, las mujeres requieren apoyo integral y de expertas”, recalcó.