Imagen de una caravana realizada por la organización social.

NATHALIE GÓMEZ /Informativo 6y7

Huajuapan de León, Oax.- El Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ) demandó a las instancias de gobierno y organismos defensores de derechos humanos, atender un presunto acto de hostigamiento que sufriera el dirigente Misael Velásquez Tadeo.

La petición es específicamente a la Secretaría General de Gobierno (Segego).

La organización denunció que el presunto hostigamiento ocurrió el viernes 8 de marzo, aproximadamente a las 20:00 horas.

“En un operativo, militares, Policía Federal y Policía el Estado arribaron a la casa de nuestro compañero Misael Velásquez Tadeo, coordinador de nuestra organización en el estado de Oaxaca, sin que él se encontrara en su domicilio”, citaba el pronunciamiento.

Dijo que dichos elementos acudieron a bordo de las patrullas con número de placas 12915, TLA 4692, MBE2W, y una más cuyas placas no pudo registrar.

Quienes sí estaban en la vivienda ubicada en esta ciudad de Huajuapan, al momento del presunto operativo, fueron su esposa y sus hijos.

“Ella, al mirar que habían unidades policiacas observando el vehículo particular de su esposo salió a encarar a los elementos”, especificó el comunicado.

“En ese periodo, Velásquez Tadeo logró tener comunicación con un oficial vía telefónica, quien no se identificó, a quien le preguntó cuál era el motivo de su presencia, mismo que respondió que era un operativo y le requirió documentos de su vehículo y de otras dos unidades pertenecientes a la organización”, citó.

MAÍZ consideró que estos actos van encaminados a criminalizar la protesta social y la lucha de los defensores de la tierra y el territorio, por lo que pidieron un alto a la “política de hostigamiento y de intimidación para los defensores del territorio”.

“Expresamos que nuestro compañero se ha caracterizado por su trabajo, su compromiso a favor de los pueblos indígenas de la región, siendo un defensor de los derechos humanos y del territorio, por lo que nos preocupan estos actos de intimidación hacia su persona y su familia”, señalaron.

Asimismo, exigieron al gobierno federal una respuesta ante este acto, resaltando que dicha organización “ha sido objeto de agresiones teniendo la desaparición de Sergio Rivera Hernández, compañero de la resistencia contra una hidroeléctrica Coyolapa-Atzalan en la Sierra Negra de Puebla; manifestamos nuestra preocupación por la integridad de su familia y de su persona”.

La más reciente movilización de MAÍZ con respecto a la defensa del territorio, fue la toma de las oficinas de Comisión Federal de Electricidad (CFE) en Huajuapan.

Ésta se llevó a cabo el 23 de febrero, con el objetivo de exigir al gobierno federal, justicia por el asesinato de Samir Flores Soberanes, y la cancelación del Proyecto Integral Morelos (PIM) en dicho estado.

En su manifestación, condenaron el homicidio del defensor de derechos humanos ocurrido el pasado 20 de febrero, quien previo a su muerte, se identificó por cuestionar la termoeléctrica en Huexca y el Proyecto Integral Morelos que se ha proyectado desde el 2012.