TUXTEPEC, OAXACA.- La mañana de este martes 26 de marzo de 2019, el edil Fernando Bautista Dávila informó del incumplimiento en obligaciones fiscales municipales del Ejercicio 2016, de acuerdo con el informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Dijo que la instancia federal realizó una inspección al manejo de las participaciones federales del Ramo 28 que ejerció el ayuntamiento de Tuxtepec en ese periodo, y dio el resultado negativo.

Acompañado del asesor Financiero del Ayuntamiento, Omar Pérez Hernández, y del contralor Municipal, Jorge Pineda Camacho, el munícipe tuxtepecano afirmó que su gobierno se ha caracterizado por el gran compromiso que tiene con la transparencia.

Sostuvo que la muestra de ello es la rendición de cuentas que realiza de manera oportuna ante las instancias correspondientes y también ante el pueblo, “porque tenemos claro que el dinero del pueblo es para el pueblo y no para enriquecer al Presidente ni a los Concejales o a los Funcionarios, es para construir el bienestar de las familias que habitan en nuestro municipio y por ello su manejo debe hacerse con responsabilidad”.

Dávila dijo que el gobierno municipal que encabeza tiene como principio el cumplimiento cabal de las obligaciones legales y que en materia fiscal no es la excepción.

Comentó que desde el año 2017 hasta la fecha se ha realizado un gran esfuerzo para cumplir en tiempo y forma las Obligaciones Fiscales Federales que tienen como retenedor del Impuesto Sobre la Renta, por los sueldos y salarios que se pagan.

Sin embargo, dijo el munícipe tuxtepecano, el SAT ha iniciado sus facultades de comprobación para verificar el cumplimiento de esas obligaciones del año 2016, con la notificación de un oficio en el que requiere información y documentación para realizar al ayuntamiento una auditoría.

Apuntó que ante esta situación, su administración colaborará entregando lo que le soliciten.

Explicó que esta situación tiene su origen en los resultados de la auditoría que realizó la ASF a las participaciones federales del Ramo 28 que ejerció el municipio en el Ejercicio 2016.

Se tuvieron resultados que evidenciaron la falta de cumplimiento en estas obligaciones fiscales y por ello la Auditoría Superior solicita al Servicio de Administración Tributaria la promoción del ejercicio de sus facultades de comprobación fiscal.

Bautista Dávila indicó que la determinación del SAT en su momento pueden contribuir a una seria afectación a las finanzas municipales.

Esto, agregó, en razón de que obligaría al municipio a responder institucionalmente en el pago de los créditos fiscales que determinen, situación que de ser así restaría la capacidad económica para atender las demandas sociales de la población, principalmente en los servicios públicos.

Bautista Dávila sentenció que las consecuencias podrían ser graves:

“Eso nos preocupa porque tendríamos que recortar el presupuesto destinado para la construcción de obras y el desarrollo de acciones que hemos planeado en beneficio de las familias de Tuxtepec”, adelantó.

Enfatizó que es por ello que este día acudió ante los medios de comunicación para llevar a cabo esta rendición de cuentas, para que los tuxtepecanos conozcan el actuar de los gobernantes que Tuxtepec ha tenido.

Mientras tanto, el Asesor Financiero del Municipio, Omar Pérez Hernández, detalló que lo que el SAT solicita es información y documentación para iniciar sus facultades de comprobación del Ejercicio 2016 del 01 de enero al 31 de diciembre.

Explicó que el monto de los servicios personales que pagó esa administración en el 2016 fue de 201 mil 212 pesos de esos conceptos que causan ISR; mientras que en el 2017 la administración 2017-2018 llevó a cabo una erogación de 23 millones 630 mil 576 pesos, incluyendo lo que se pagó a los elementos de Seguridad Pública.

Aseveró que la administración del bienio pasado cumplió el pago del ISR en cada uno de los meses de enero a diciembre de ese año.

En diciembre fueron más de 5 millones de pesos por el gasto de aguinaldo, lo que hizo en total más de 23 millones y medio de pesos, pero también hay quien cobra por honorarios y en este caso fueron poco más de 126 mil pesos, es decir el total 23 millones 630 mil 576 pesos que el municipio pagó al SAT.

Al comparar con el 2016, ese Gobierno Municipal por concepto de ISR por salarios no pagaron ni un solo peso en ninguno de los 12 meses y por ISR Asimilados a Salarios solo lo hicieron de abril a noviembre y fueron cantidades exactamente iguales de 25 mil 139 pesos, la sumatoria es de 201 mil pesos en 2016.

Lo que incumplió ese gobierno fue la no emisión de los recibos electrónicos y pagaron con recibos tradicionales que no tienen valor legal ni fiscal, y no calcularon el Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Tampoco retuvieron cuando pagaron salarios al personal sindicalizado, confianza, funcionarios ni elementos de Seguridad Pública y tampoco pagaron al SAT el ISR, no presentaron declaraciones provisionales mensuales y no se presentaron declaraciones anuales.

Abundó que todo ello implica que en el uso de sus facultades, el SAT determine y cuantifique el crédito fiscal.

Además de que el municipio no pagó en su momento, se le adicionarán recargos, actualizaciones, multas, y la actuación de la autoridad fiscal tiene un costo de gastos de ejecución y la cuenta que pudiera resultar puede ser muy grande.

Mientras tanto, el contralor Municipal Jorge Pineda Camacho detalló que la Auditoría Superior de la Federación encontró que en el 2016 se pagaron 155 millones de pesos en la nómina de personal sindicalizado y confianza.

Insistió en que no se determinó el cálculo del Impuesto Sobre la Renta ni se hizo la retención ni la entrega a la autoridad fiscal correspondiente, por lo cual promovió una acción que le llaman Promoción del Ejercicio Fiscal de Comprobación que le dio a conocer al SAT.

Por último, el Presidente Municipal reiteró que este gobierno lo que quiere es transparencia en el manejo de los recursos y por ello se conduce en estricto apego a la Ley.

Reiteró que esta omisión de pago que hiciera la administración que gobernó hasta el 2016 traerá graves problemas financieros  al actual Ayuntamiento.