Exigen al gobierno estatal no liberar asesinos con capa de “presos políticos”

*Familiares de las víctimas le dicen a Carol Antonio Altamirano: "está pendejo o qué", porque apoyó para su liberación.

Ana Luisa CANTORAL / Jaime GUERRERO

OAXACA, (pagina3.mx).- Maricela Silva López y Eva López Castro, familiares de personas que fueron asesinadas en Santiago Choapam, denunciaron a las autoridades estatales por haber dado libertad hace 15 días a un multihomicida.

Las víctimas exigieron justicia por los hechos que ocurridos el 14 de mayo del 2011, pues aseguran que no hay justicia para sus muertos a pesar de que hay 16 órdenes de aprehensión pendientes de ejecutar.

“El fiscal Rubén Vasconcelos no nos quiere recibir, y el gobernador solo nos manda a su particular, ¿qué clase de justicia es esa?”, declararon.

Y pidieron al Fiscal General del Estado, Rubén Vasconcelos, dar la cara y resolver el caso, porque en el expediente hay aún 18 órdenes de aprehensión y cuatro procesados, de los cuales ya liberaron a uno.

Eva López Castro, de Santiago Choapam, hermana de Donato López uno de los asesinados, señaló que el sistema de impartición de justicia se vendió y uno de los presos por este hecho fue puesto en libertad al existir presión política por parte del ex diputado del PT, Flavio Sosa Villavicencio y César Mateos Benítez, integrante de la organización “Comuna Oaxaca”.

“Tiene bien metidas las manos Flavio Sosa quien fue quien mandó a guerrilleros para dicha emboscada. Flavio, espero que tengas la conciencia tranquila porque debes muchas personas”, soltó López Castro.

Al pedir atención del abogado del Estado, afirmó que se trató de una emboscada y los procesados no son presos políticos como presuntamente los tratan de clasificar los activistas para liberar a multihomicidas.

López Castro lamentó que el diputado federal de Morena Carol Antonio, busque la amnistía para los procesados cuando se trata de un tema de justicia donde quedaron 10 muertos y solo está buscando fomentar las injusticias en la sociedad oaxaqueña.

“A quien liberaron no es preso político, es un homicida y las pruebas lo confirman”, señalaron.

Cabe señalar que fue el sábado 14 de mayo de 2011 cuando un convoy de indígenas zapotecos, en su mayoría vecinos de la comunidad de San Juan del Río, fue emboscado, resultando de este ataque 10 muertos y 16 heridos, 12 de ellos de gravedad.

El grupo emboscado era encabezado por los hermanos Damaso y Andrés Nicolás -caciques priistas-, que se dirigían a la comunidad de Santiago Choapam donde supuestamente se instalaría el Consejo Municipal Electoral.

Insistieron en su acusación contra el diputado federal Carol Antonio Altamirano de fomentar las injusticias de los oaxaqueños:

“Carol Antonio promete la amnistía de los presos políticos y quiero decirle al señor Altamirano que no sea hijo de puta, esos no son presos políticos, son asesinos”, declaró Eva López.

Calificó de inadmisible que defienda a asesinos, “Carol Antonio Altamirano, Obrador no dijo que liberarían asesinos, violadores, y ahora ya liberaron a Alberico Díaz Gerónimo, y ahora están otros tres en proceso, y no queremos que salgan” enfatizó.

Asimismo, acusan a Flavio Sosa Villavicencio y a Mateo César Benítez, dirigentes de la Organización Comuna, de ser los principales ejecutores de la matanza.

Por lo pronto, pidió al gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, no dejar el caso en la impunidad, porque el exgobernador Gabino Cué Monteagudo, tenía trato con un grupo de familiares de las víctimas de hace casi 8 años.

Y hace dos semanas fue puesto en libertad Albérico, uno de los cuatro detenidos por el multihomicidio, por lo que temen pueda ser liberados el resto de los implicados.

“Para el gobierno tal vez ya está gastado el tema, pero nosotros seguimos exigiendo justicia y que no permanezca la impunidad ni el olvido”, apuntaron.

A Murat Hinojosa, pidieron un encuentro para dialogar sobre el caso, debido a que hasta el momento ha sido inaccesible poder tener un acercamiento con el Fiscal General.