¿Qué avances ha habido para las mujeres en Puebla?

 

Ámbar Barrera / Aranzazú Ayala / Mely Arellano

@AstroBruja_ / @aranhera / @melyarel

En los últimos 10 años muchas cosas han cambiado para las mujeres de Puebla, por supuesto han habido logros, pero también retrocesos.

LADO B hizo una breve revisión sobre algunos temas medulares para las mujeres como representación legislativa, salud y empleo, y encontró una mayor participación política, impulsada por leyes de paridad, pero también una mayor precarización salarial para las mujeres que trabajan. Y en salud, la situación lejos de mejorar se mantiene en los mismos niveles que hace una década.

Representación legislativa y de gobierno

La participación de la mujer en la política de México arranca en la década de los 30, aunque la lucha inició al menos diez años antes.

La primera vez que una mujer pudo votar en México, fue en 1953, y una de las líderes del movimiento feminista que lo hizo posible fue la poblana Carmen Caballero de Cortés, originaria de Acatlán de Osorio.

En las últimas dos décadas, por fortuna, la participación de las mujeres en el Congreso poblano ha aumentado progresivamente, empujada sobre todo por la ley de paridad que obliga a los partidos políticos a postular al mismo número de mujeres y de hombres.

De 1999 a 2002 (LIV Legislatura) hubo 4 diputadas, esto es 9.7% del total de legisladores; de 2002-2005 (LV Legislatura) 8 mujeres ocuparon sendas curules (19.5%); para 2005-2008 (LVI Legislatura) fueron 11 legisladoras (26.8%); durante 2008-2011 (LVIII legislatura), fueron 8 diputadas de mayoría relativa y 5 de representación proporcional, es decir 13, que significaban el 31.7% del total del Congreso de Puebla.

En la LVIII legislatura (2011-2014), hubo un retroceso en la paridad y sólo hubo 5 legisladoras de mayoría relativa y una de representación proporcional, esto es el 14.6% del Congreso.

En la anterior Legislatura 2014-2018 fueron 13 diputadas en total, o sea el 30.9%.

Fue, finalmente, en la Legislatura que actualmente ocupa el edificio morisco de la 5 poniente cuando la paridad casi se consiguió. Los números son estos: 13 diputadas de mayoría relativa y 6 de representación proporcional, o sea que el 46.3% de quienes ocupan las 41 curules del Congreso son mujeres.

En donde la paridad en el acceso a puestos de poder no mantiene la misma evolución es en los municipios poblanos.

En las últimas décadas que comprenden tres periodos de gobierno –a nivel municipal los cuerpos de gobierno sólo duran tres años– las mujeres pasaron de gobernar el 4.1% de los 217 municipios del estado, después el 5% y actualmente el 21.6%.

Sí hay avance, pero aún no se llega a un punto de equilibrio.

Precarización del empleo

En los últimos diez años la realidad laboral de las mujeres poblanas es de precarización salarial. Más mujeres se integraron al mundo del trabajo remunerado, pero lo hicieron en empleos cada vez más mal pagados.

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI, en 2008 el 50 por ciento de las mujeres trabajadoras recibían un salario de entre menos de un salario mínimo y hasta un máximo de dos –es decir, ingresos que no superan la línea de pobreza–; en 2018 el porcentaje aumentó al 59 por ciento.

Al contrario, el número de mujeres que ganaban más de 5 salarios mínimos pasó de 5 a 2 por ciento.

Esto es, mientras aumentaron las mujeres que ganan salarios por debajo de la línea de pobreza, se redujo drásticamente a menos de la mitad aquellas que ganaban salarios altos según las categorías del INEGI.

2008 vs 2018

50% vs 59% de las mujeres ocupadas ganaba de 1 a 2 salarios mínimos
5% vs 2% de las mujeres ocupadas ganaba más de 5 salarios mínimos
7% vs 10% de las mujeres ocupadas ganaba más de 2 y hasta 3 salarios mínimos

Leer nota completa: https://ladobe.com.mx/2019/03/que-avances-ha-habido-para-las-mujeres-en-puebla/