A pesar de las carencias, Fundación Adriana Gijón imparte y promueve diferentes talleres

Aprendiendo a dibujar. Fundación Adriana Gijón.

Por: Ezequiel Gómez Leyva

OAXACA.- “Todavía hay muchas carencias pero poco a poco lo vamos sorteando y vamos avanzando, nos falta un espacio más amplio para ofrecer los  talleres, pero sabemos que alguien nos apoyará en este proyecto”, así lo manifestó Adriana Gijón, presidenta de la Fundación que lleva su nombre.

En entrevista, se mostró satisfecha por la próxima clausura de los talleres de pintura, lectura en voz alta y manualidades que se llevaron a cabo en la sede de la fundación en el andador Aguamarina, condominio 11, número 40 del fraccionamiento Esmeralda.
Dijo que la clausura será el próximo 26 de abril a partir de las 17 horas. 

En esta ocasión el maestro Guillermo Rito va a intervenir un mural con las y los alumnos que participaron en este taller; además, se van a exponer los trabajos de las y los alumnos, con la intención de que sus padres y madres vayan, vean los trabajos, observen cómo eran los trabajos de sus hijos e hijas al principio y cómo son al terminar el taller.
También se clausura el taller de manualidades donde los niños y las niñas expondrán sus trabajos.

Refirió que el taller de lectura es un taller permanente pero se aprovechará para hacer una demostración de estos talleres.

Resaltó  la presencia de invitados especiales que han aportado de diferentes maneras a la Fundación, como la Lic. Sandra Esmeralda Gutiérrez Juárez, la maestra Diana Monserrat Sánchez y la Lic. Nubia Herrera.

“Aprovechando que estarán los padres y las madres, hablarán sobre los temas: Ciberseguridad, Abuso sexual, y Disciplinas y límites; además, van a acompañarnos 13 jóvenes cuenta cuentos quienes narrarán algunos cuentos cortos”.

Adelantó que el restaurante campestre Yuku Ta´vi -ubicado en la carretera federal  km. 53, pasando la caseta de Huitzo-, les invitó a realizar un taller de pintura bajo la dirección del maestro Guillermo Rito, el próximo 28 de abril.

El taller denominado “Pinta el río de tus sueños” se realzará a la orilla del río donde se ubica el restaurante, “ya están anotados por lo menos 60 niños y niñas, además habrá charlas para los papás y las mamás, aparte de juegos didácticos a partir de las 9 de la mañana, y los niños y las niñas recibirán el desayuno de manera gratuita como festejo por el Día del niño y de la niña.

En mayo también habrá diferentes actividades, como el taller de grabado que está abierto a todo el público, además de un taller de jícara artesanal -del 20 al 24 de mayo- impartido por el maestro William Velázquez, originario de Matías Romero.

William dará una charla sobre la historia del árbol del bule, él pinta y graba las jícaras que nosotros ocupamos en la actualidad, será interesante porque hablará de cuáles son sus orígenes y cómo nuestros ancestros ocupaban este material para remedio.

“Aparte de charlas y más talleres -aunque se realizarán en el fraccionamiento Esmeralda- están abiertos a todas las personas que quieran participar o inscribirse”.
Adelantó que en junio harán un viaje al Istmo de Tehuantepec en donde darán un taller de pintura, también con el apoyo del maestro Guillermo Rito.

De igual forma se realizará ese taller en San José Lachiguiri, Miahuatlán, y agradeció al presidente municipal, Carlos Santos, quien está muy interesado y apoya para que este taller se realice.
Lamentó  que no tengan más espacio porque ahora están utilizando dos casas de esta zona habitacional, “pero a pesar de esto en el taller de pintura tuvimos registrados e inscritos 45 niños, entre niños y niñas, el mayor tiene 12 años y el más pequeño de 5 años, además de que también participaron varios padres y madres de familia”.
Al taller de lectura fueron 36 niños y niñas y en manualidades fueron 45, e igual número participaron en el taller de pintura. 

La presidenta de la fundación se mostró satisfecha y espera que más personas se involucren en este proyecto para que se logre el apoyo necesario e impartir otros talleres y charlas en apoyo a las familias oaxaqueñas.

Por su parte, el licenciado Gerardo Vasconcelos Echeverría dijo que “la función de los talleres no solamente es enseñar algunas características de la pintura, de las lecturas en voz alta, o inclusive de las manualidades, sino tiene más allá, una función de integración. 

“Porque en la pintura logramos detectar no solamente aquellas situaciones de vulnerabilidad que tienen los niños o las niñas. Detectamos que hay problemas de personalidad, tan es así que la necesidad multidisciplinaria de quienes participan dentro del grupo de la fundación se ha ampliado, hay trabajadoras sociales, habemos  abogados, habemos criminólogos, hay dos criminalistas, y estamos tratando de ampliar las áreas en las cuales participan los profesionales.

“Pronto estaremos hablando de algún médico, algún doctor especialista en cuestión de niños, algún psicólogo que nos pueda apoyar y reforzar esta parte”, mencionó.
Dijo además que las charlas que se van a dar es a través de una asociación hermana de criminólogos, en Oaxaca: el Colegio Interdisciplinario en Ciencias de Investigación Criminal, que se suma al proyecto de la fundación para fortalecer precisamente esas áreas.

Lamento que se clasifique a el fraccionamiento como residencial, ya que dicha zona habitacional está conformada por una gran variedad de familias oaxaqueñas y de muchas  partes del país, todos trabajadores.

Somos, dijo, “una clase media a clase media baja, y las autoridades nos consideran un espacio residencial cuando no lo somos, por lo tanto se hacen ojos de hormiga cuando muchas de las carencias se tienen subsanar, como en este caso en el que la fundación pudiera utilizar el espacio de la escuela para otorgar mejores talleres y ayudar a solventar los problemas que vamos detectando, porque deben ser corregidas por las instituciones públicas, porque hacerlo de manera particular es muy costoso”.
Porque si el objetivo del taller es integrarlo a su  sociedad, a su grupo, que aporten algo más de los que normalmente darían, por otro lado el objetivo de la fundación es proporcionar esos elementos  e instrumentos de ayuda, para las mamás, para los papás, y cuando detectamos algunas situaciones especiales en algunos niños o niñas que  imprimen en sus trabajos,  en sus pinturas, en sus lecturas, inclusive en las mismas manualidades, estamos viendo que hay ciertas conductas que necesitan atención profesional pero no solamente para los niños y las niñas, sino para toda la  familia.

Extendieron la invitación para sus diferentes actividades y reiteraron que los talleres  están  abiertos a todo público,  aunque comprende que para los habitantes de los fraccionamientos y colonias aledañas les es más fácil porque no tienen que gastar en transporte y no cruzan ninguna avenida peligrosa.

*El domicilio de la Fundación y sitio de la clausura de los talleres es en andador Aguamarina, condominio 11, número 40 del fraccionamiento Esmeralda, San Pablo Etla.