Jaime GUERRERO

OAXACA, (Pagina3).- Este martes con los votos de las y los diputados del PRI, PVEM y uno de Morena, la Comisión de Derechos Humanos de la LXIV Legislatura eligió la terna que será presentada al pleno del Congreso para elegir al nuevo titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), abonando el camino a la propuesta del Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Bernardo Rodríguez Alamilla, quien tiene el visto bueno del Gobernador del Estado, Alejandro Murat Hinojosa.

Conforman la terna la activista YÉSICA SÁNCHEZ MAYA y JOSÉ LUIS JIMÉNEZ LÓPEZ.
La terna será votada este miércoles en la sesión ordinaria de la LXIV Legislatura. Para afianzar a RODRÍGUEZ ALAMILLA en la titularidad de la DDHPO, el PRI ya tiene el apoyo de un bloque de diputados de Morena, Mujeres Independientes, el PAN, PES.

La terna fue votada a favor par las diputadas del Verde Ecologista, Victoria Cruz Villar; del PRI, Magda Isabel Rendón Tirado, así como por el diputado de Morena, Alejandro López Bravo, a quien señalan sus compañeros de haber recibido 1 millón de pesos.

Las diputadas Magaly López Domínguez, Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos; y Elisa Zepeda Lagunas votaron en contra de la terna.

López Domínguez, al fundamentar su voto negativo, advirtió que Rodríguez Alamilla es inelegible, debido a que el año pasado fue designado como Consejero Ciudadano por Congreso del Estado para un segundo periodo, y que la búsqueda de dejar ese encargo honorífico implicaría una abjuración al compromiso establecido para cumpiir con la tarea que le fue confiada como consejero.

Zepeda Lagunas señaló que Rodríguez Alamiila no es elegible, pues su protesta como titular implicaría de manera automática la abjuración a su protesta como consejero, cuestionando en el mismo acto la honorabilidad a la que debe atender el Congreso para designar a la o el titular, conforme al artículo 114, apartado A, tercer párrafo de la Constitución.

Pese a ello, la priista Rincón Tirado hizo público su voto por Rodríguez Alamilla, porque el encargo de consejero es honorífico y no le implica ningún impedimento legal para aspirar al cargo de titular de la Defensoría, dado que no es servidor público de mando superior en la administración pública federal, estatal o municipal durante los dos últimos años anteriores al día de la elección.

Aspirar a ser titular de la Defensoría no es un argumento válido para cuestionar su honorabilidad, la cual se completa con su honradez, integridad y méritos reconocidos.

Cruz Villar justificó que todas los aspirantes que tienen relación con la Defensoria son elegibles, su función no les impide aspirar a ser titulares de la Defensoría.

En la misma sesión extraordinaria notificaron la renuncia de César David Mateos Benítez.