Jaime GUERRERO

OAXACA (#pagina3.mx).- El coordinador de los diputados del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, advirtió que, en el periodo de elaboración de leyes secundarias de la reforma educativa, se corre el riesgo de regresar a la venta y herencias de plazas

De acuerdo al legislador panista, no hay certeza, debido a que el Artículo Decimosexto Transitorio no venía en ninguna de las 17 iniciativas, sin embargo, apareció por la rendija, se puso de manera temporal como un pasaporte provisional para procesar el dictamen (en Comisiones Unidas) el miércoles 27 de marzo.

Acompañado de integrantes de su bancada entre ellos, Natividad Díaz Jiménez, expresó su preocupación por que los integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), en la ley secundaria, establezcan los procesos de selección y promoción.

Y es que, en leyes secundarias no se requiere mayoría calificada, “puede (Morena) ni siquiera voltear a vernos” al resto de las bancadas, para aprobarlas.

“En un país como el nuestro, en donde no hay nada más permanente que lo transitorio, nosotros no lo vamos a permitir”, agregó el líder parlamentario.

Recordó que el dictamen fue avalado en las Comisiones Unidas de Educación y Puntos Constitucionales, el pasado 25 de marzo, pero se dijo que se buscarían alternativas, y que el gobierno estaba dialogando con la coordinadora.

Sin embargo, “con la Coordinadora no se puede dialogar, yo los esperé seis años en el Senado, fui Presidente de la Comisión de Educación, me reuní con ellos cuatro veces. Nunca, nunca entregaron un párrafo de propuesta. Hoy no entregaron un párrafo de propuesta”.

“Entonces, en esa parte nosotros coincidimos, la diseñamos, pero la segunda parte, que es la parte política, es la que podría destruir absolutamente todo”, destacó Romero Hicks.

El diputado sostuvo que en las últimas tres semanas ese sector del magisterio “chantajeó” al gobierno federal

Esa “pequeñísima parte del magisterio, que ha adquirido conductas que son inapropiadas. No trabajar no es un derecho, es una falta de responsabilidad”.

No obstante, aclaró que la bancada del PAN coincide “en lo esencial” del dictamen en materia educativa, ya que hicieron aportaciones en lo fundamental, como lo fue el interés superior de la niñez del país, la educación inicial, derecho a la educación superior, incorporación de la educación especial, la pluricultural y plurilingüe.

Además, subrayó, no se está desmantelando la reforma educativa (del 2013), como se ha dicho, “lo que se está haciendo es una segunda generación de reformas y nosotros la acompañamos”.

Insistió en que el dictamen evade la Ley de Responsabilidad Hacendaria, ya que “nunca se entregó el impacto presupuestal”.