Jaime GUERRERO

OAXACA, (pagina3.mx).- En medio del proceso de selección de quien será titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), diputados y diputadas del PRI, PT y Morena se enfrascaron en señalamientos y descalificaciones por el procedimiento de selección, cuya terna será presentada por la Comisión de Derechos Humanos del Congreso del Estado en la próxima sesión ordinaria.

El diputado del PT y Presidente de la Mesa Directiva, César Morales Niño, abrió el debate en asuntos generales de la sesión ordinaría –tras publicaciones en diversos medios de comunicación que divulgan acuerdos de grupos políticos con dirigentes de organizaciones sociales, para favorecer una terna a modo- y respaldó los trabajos de la Comisión de Derechos Humanos que tutela la diputada de Morena, Magaly López Domínguez.

“Este respaldo es oportuno ante el ataque mediático infundado, sistemático y calumnioso que llega al nivel de violencia política y acoso a la vida privada de quienes integran la referida Comisión”, soltó en tribuna.

Señaló que en el contexto del proceso de selección de quien ocupará la titularidad del organismo autónomo defensor de derechos humanos se ha desatado una ola de descalificaciones mediáticas y en redes sociales sin sustento, “ya que solo difaman, calumnian y corren rumores sin ningún elemento probatorio objetivo para acreditar sus afirmaciones”.

Y fue más allá, al ofrecer un respaldo institucional a aspirantes que han sido descalificados y descalificadas, mediáticamente, en su vida privada, por sus relaciones personales, de amistad o simpatías políticas, sin que se hayan presentado formalmente evidencias sólidas para objetar a algún registro de aspirantes.

No obstante, afirmó que el respaldo no es un cheque en blanco, es una exigencia para la Comisión, de responder con un trabajo profesional, seleccionando los perfiles más altos, con actividad y experiencia probada en la defensa de los derechos humanos.

La diputada del PRI Lilia Mendoza Cruz sostuvo que el proceso fue ensuciado, porque no hay definición de criterios para elegir a la o el nuevo titular de la DDHPO, hubo aspirantes no presentaron documentos originales de su currículo, además de que hubo uno (David Mateos) que en su comparecencia destacó que fue preso político.

La priista pidió no rasgarse las vestiduras y hablar conforme la representación política, concedió que el nepotismo es posible. “No tenemos de qué hablar cuando nos pueden cortar la lengua. Simplemente seamos congruentes. Hagamos la elección como se debe, cumpliendo los requisitos que marca la ley”, demandó.

En defensa del procedimiento, López Domínguez afirmó que Mendoza Cruz ha sido invitada al proceso y de ello existen oficios fechados, no obstante, solo acudió solo unos minutos al inicio de las comparecencias.

Sostuvo que el proceso no está viciado, se ha cumplido con el procedimiento como lo marca la ley y aún no existe una terna porque siguen analizando los perfiles, la experiencia teórica y práctica de las y los aspirantes. 

“No descalifique los trabajos de la Comisión (de Derechos Humanos) recuerde que en la Comisión, está una integrante de su partido (el PRI, la diputada, Magda Rendón Tirado)”, atajó, López Domínguez.

“Usted solo estuvo un rato en la comparecencia, nosotros estuvimos 18 horas en comparecencias y 24 mil personas estuvieron pendientes de quién ocupará la titularidad de la Defensoría. Le pido respeto a la Comisión de Derechos y no me gusta que se descalifique los trabajos”, asestó a Mendoza Cruz.

“Si es un proceso viciado”, insistió Mendoza Cruz y de inmediato el Presidente de la Mesa Directiva, César Morales Niños, declaró que el asunto estaba suficientemente discutido. En medio de la polémica, la terna para titular de la DDHPO será presentada al pleno el próximo miércoles.