Diana Manzo/Corresponsal

Página3.mx

Juchitán, Oax.- Dirigentes de la organización política y social “Sol Rojo” en la región del Istmo de Tehuantepec y familiares del defensor comunitario, Luis Armando Fuentes, quién fue ultimado a balazos la noche del pasado jueves en su natal San Francisco Ixhuatán exigieron justicia por este asesinato y exhortaron a las autoridades dar con los responsables de este crimen.

Elliot Escobar, dirigente de Sol Rojo en el Istmo de Tehuantepec narró que Luis Armando Fuentes de 35 años de edad fue uno de los fundadores de esta organización hace más de una década y su lucha era por la defensa de la vida y el territorio además de las bajas tarifas contra la CFE.

“A nuestro compañero lo emboscaron el pasado jueves cuando se dirigía a su casa, había ido a Cerro Grande a una reunión y a su regreso lo mataron alrededor de las 7 de la noche, exigimos pronta solución a esta muerte y a las otras más, nos están matando y desapareciendo”, agregó.

Ante este asesinato, El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, programa conjunto de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y de la FIDH, solicitó mediante una misiva, la intervención urgente del estado mexicano para que inicie una investigación inmediata, exhaustiva e imparcial sobre el asesinato del defensor comunitario.

Asimismo pidió garantizar la integridad física y psicológica de los integrantes de Sol Rojo, así como en general la de todas las personas defensoras en Oaxaca, mediante un plan urgente que haga frente a la campaña sistemática de ataques en su contra e incluir como tema central en la agenda de derechos humanos del nuevo gobierno federal el establecimiento de una política integral de garantías para el ejercicio del derecho a defender derechos humanos en México, con amplia participación de la sociedad civil.
El Observatorio denuncia que no se trata de un hecho aislado ocurrido en contra de Sol Rojo, organización que ha sufrido numerosos ataques y cuya situación de riesgo se ha agudizado durante el año 2019.

“En primer lugar, la organización ha sufrido diversos ataques incluyendo actos de
intimidación en el marco de sus acciones exigiendo la aparición con vida del abogado, el Dr. Ernesto Sernas García, quien fue desaparecido forzadamente el 10 de mayo de 2018, en segundo lugar, durante el año 2019 se han producido reiteradamente actos de intimidación y vigilancia contra la oficina jurídica de la organización, así como actos de allanamiento y robo de información en varias de sus oficinas: sus oficinas en Silacayoapan y las oficinas de la Agencia Comunitaria de Santa Rosa Panzacola, adherida a la Corriente del Pueblo Sol Rojo y finalmente, se han registrado varios ataques contra integrantes de la organización” precisó en el documento.

Ente las acciones relevantes que realizó el defensor comunitario, Luis Armando es que fungió como Agente Municipal de su comunidad “Cerro Grande” durante el periodo 2011-2013, tiempo en el cual encabezó la lucha de diversas comunidades por la obtención de los recursos de los Ramos 28 y 33 para el desarrollo comunitario.

En el 2012 participó en la huelga de “Pagos Contra las Altas Tarifas de la Energía Eléctrica”, la cual hoy se ha extendido a más de una docena de comunidades en la Zona Oriente del Istmo.