Diana Manzo/Corresponsal | Página3.mx

Juchitán, Oax.- Unos 500 mil habitantes ubicadas en zonas marginadas de las seis jurisdicciones de salud de Oaxaca están a la deriva debido a que con el recorte del programa Prospera antes llamado “Progresa y oportunidades” también desapareció el presupuesto anual para Oaxaca de 30 millones de pesos del Programa de Ampliación de Cobertura (PAC) y que ahora impide que las brigadas de médicos y enfermeras lleguen a esos rincones del estado, informó el Edgar Carrasco Martínez, delegado sindical en la región del Istmo del programa de Ampliación de cobertura (PAC).

El medico explicó que con el PAC, las brigadas conformadas por mil 050 trabajadores a nivel estatal entre médicos, enfermeras y personal de apoyo se atendía de forma integral a los menores, a las mujeres embarazadas, adultos mayores y pacientes vulnerables con Diabetes e Hipertensión y que desde el mes de enero a la fecha están en la deriva y que podría desencadenar un problema grave de salud pública.

“No hay dinero para los gastos de operatividad, el personal médico y enfermeras estamos al 100 por ciento por que nuestro salario depende de los Servicios de Salud de Oaxaca, pero en el caso de insumos, medicamentos, combustible y gastos operativos no tenemos, no se ha destinado desde el mes de enero cuando se quita el programa nacional “Prospera”, estamos en la nada”.

En el año de 1996 es cuando nace el programa PAC y hasta el año 2000 estuvo financiado por el Banco Mundial mediante un programa llamado “Salud para todos en el año 2000” posteriormente se amplió para las comunidades sin embargo la realidad actual es que no hay recursos operativos, no hay para combustible medicamentos e insumos.

Dijo que al parecer a nadie le importa esta situación, especialmente al gobierno federal que en más de una veintena de reuniones ha informado que el programa no desaparece sino que se va a reestructurar, sin embargo mientras eso ocurra, los pobladores están sin ser atendidos desde el mes de enero a la fecha, especialmente a los niños en dotación de vacunas y a las mujeres en control de embarazo.

En la región del Istmo de Tehuantepec señaló que son 230 comunidades o localidades divididas en 43 municipios donde no han podido brindar esa atención medica de calidad como antes lo hacían y que esto les ha preocupado mucho porque nuevamente se observa que los más pobres están padeciendo este derecho a la salud como parte de un derecho humano.

En las comunidades serranas de la región del Istmo como son Guevea de Humbold, Santiago Lachiguiri y también la zona costera chontal como Santiago Astata o San Pedro Huamelula entre otras 200 comunidades más, las brigadas no han llegado y sí lo hacen van vacías es decir solo va el personal médico y enfermera pero sin vacunas, medicinas y tampoco se brinda atención médica.

Dijo que lamentablemente el gobierno federal en su afán de combate a la corrupción e impunidad recortó el programa Prospera pero se olvidó de los marginados y los pobres, de la operatividad y de lo importante que es este programa que lleva más 20 años de existencia desde que se creó el programa Oportunidades, después Progresa y ahora Prospera.

“Con el PAC el recorrido a las comunidades marginadas se ha detenido, estamos en una incertidumbre, nosotros como empleados de los Servicios de Salud de Oaxaca nuestro pago es seguro pero sí nos preocupa que ese programa que llevábamos a las zonas más pobres de Oaxaca estén sin recibir atención médica, nos preocupa que esos niños no estén recibiendo sus vacunas y los pacientes diabéticos e hipertensos no tengan sus medicamentos”, indicó.

Agregó inclusive que gracias al PAC y a las brigadas continuas que hacían disminuyó notoriamente el tema de la “muerte materna” por qué se le brindó un control prenatal de calidad a las mujeres istmeñas , pero desde hace cuatro meses desconocen que puede estar ocurriendo, porque todo quedó a la deriva.

“Es una demanda laboral y de salud pública, queremos resultados y exigimos la intervención del gobierno de Oaxaca porque esta situación no puede estar ocurriendo, sí de por sí las comunidades viven marginadas, con esta situación de salud supera todos los derechos humanos”, agregó.

Finalmente dijo que se espera una solución a esta demanda una reunión que sostendrán la próxima semana en la capital oaxaqueña.