Sara Lovera

SemMéxico, Cd. de México, 6 mayo 2019.- Las Secretarías de Hacienda y Crédito Público y de la Función Pública, así como Julio Scherer Ibarra, consejero jurídico de la Presidencia, informaron al Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) que los 86 millones para organizaciones sociales de mujeres en favor de la igualdad no se entregarán, para no contradecir la orden del Presidente Andrés Manuel López Obrador, de no canalizar recursos a ninguna organización de la sociedad civil.

INMUJERES, según se informó, se ha “plegado” a la orden de la Presidencia y desaparecerá el PROEQUIDAD y no canalizará recursos a la sociedad civil, tal como lo plantea el presidente en la Circular número 1 del 14 de febrero pasado: “ni un quinto para la sociedad civil”.

Ello se ha considerado un golpe para las organizaciones feministas, algunas dijeron que se habla de reasignar esos recursos para entidades y municipios, lo que es violatorio a la ley, ya que esos recursos están etiquetados en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019, y llamaron a actuar juntas y defender el concepto de sociedad civil y su contribución con firmeza, incluso con movilizaciones.

El PROEQUIDAD, que distribuía el INMUJERES, será reasignado a algunas entidades del país para atender la violencia contra las mujeres y completar recursos para cumplir con los compromisos de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM), a menos que se llegue a otro acuerdo en una mesa de trabajo que se inicia este martes en la Secretaría de Gobernación.

La respuesta parece definitiva, según la investigación de SemMéxico, por lo que las Consejeras este mismo lunes, en un comunicado oficial llamaron a defender los fondos de PROEQUIDAD a las diputadas y senadoras de las Comisiones de Igualdad de Género y a todas las organizaciones sociales de mujeres y de hombres.

Lo más grave es que el fondo fue autorizado por la Cámara de Diputados en el presupuesto 2019, y en el caso del anexo 13 para el avance de las mujeres, se establece que los recursos son progresivos e irreductibles. Eso es lo que no está respetando el gobierno.

La mesa de trabajo con personal de la Secretaría de Gobernación, INMUJERES y las consejeras sesionará este martes con el objetivo para tratar de rescatar los recursos para las organizaciones, sí, pero esencialmente buscan que se valore el papel de la OSCs y su aporte histórico, se evite el desprecio a este trabajo, que ha buscado históricamente cerrar las brechas de desigualdad, el fondo del problema de la violencia. La intentona de este recorte ya está causando molestia social, indignación y protestas.

Las consejeras de INMUJERES, Ma. Eugenia Flores, de Zacatecas, y Adriana Patlán, de Hidalgo, estarán en esa negociación en nombre de los consejos Social y Consultivo de INMUJERES.

Estancias infantiles, refugios y PROEQUIDAD

La desaparición del fondo PROEQUIDAD se suma a los traslados o cambio de dirección de los fondos para las estancias infantiles, que ha generado protestas y amparos. Y hasta este 5 de mayo todavía no se resuelve el asunto de los refugios para mujeres, que no sólo afectan a las OSCs, sino a los gobiernos municipales.

SemMéxico pudo precisar, por ejemplo, que en Acapulco, Guerrero, dos refugios se quedaron sin recursos, como explicó Laura Flores, directora del Instituto Municipal de las Mujeres, recursos que aporta el municipio como emergencia y en el caso de los refugios de asociaciones civiles o sociales, nunca apareció la convocatoria o ésta no ha procedido.

Refugios y estancias tienen sin recursos más de 4 meses y las mujeres violentadas han dejado de tener apoyo y atención; en ese sentido eliminar el PROEQUIDAD significa desconocer el trabajo de las organizaciones que durante muchos años han trabajado en fortalecer y empoderar a las mujeres; dicen que no importa el dinero, sino el sentido de su trabajo que será mutilado; advierten que hay muchas necesidades en los estados del país, que se reactive la cooperación de los gobiernos y los municipios. Este golpe es grave, dijeron.

Ante la demanda de las Consejeras del pasado 30 de abril, para tener información completa y actualizada para la inmediata puesta en marcha del PROEQUIDAD, la respuesta negativa se supo hoy y por ello la mesa de trabajo.

Hay que precisar que el Consejo Social del INMUJERES demandó la pronta convocatoria para poner en marcha PROEQUIDAD, no la circular 1 del Presidente López Obrador, del 14 de febrero, quien prohibió canalizar recursos – “ni un centavo”- para las organizaciones de la sociedad civil. Tal como sucedió con las guarderías y se discute el cómo para los refugios para mujeres violentadas.

Para defender el programa, las integrantes de 400 organizaciones que están preparando el Encuentro Nacional Feminista 2019, reiteraron que no lo permitirán y se organizan para hacer protestas.

El PROEQUIDAD ¿Qué es?

El PROEQUIDAD fue un fondo establecido en 2002, durante el gobierno de Vicente Fox, cuando apenas nació INMUJERES y sólo en 2018 benefició a 172 organizaciones civiles de mujeres y según el informe en consultado en la web de INMUJERES; entre 2002 y 2013, el mismo programa financió a 383 organizaciones para la realización de 587 proyectos.

Los proyectos de los grupos de mujeres se enfocan a fortalecer el liderazgo de mujeres; previniendo el embarazo en adolescentes, en la promoción y defensa de los derechos humanos y ciudadanos, sexuales y reproductivos de las mujeres.

Esas organizaciones concursan, hacen proyectos, buscan y apuntalan la reducción de brechas de género en comunidades indígenas y, en los últimos tiempos, cooperan para prevenir la violencia en todas sus expresiones, como la violencia política de género.

La información oficial asegura desde hace dos el programa se detuvo y aunque INMUJERRES declaró que se mantendría el programa, pero hoy la respuesta fue lacerante e INMUJERES no está defendiendo el programa.

Según dice INMUJERES, el presupuesto del PROEQUIDAD se incrementó año con año, tanto que creció más de 450 por ciento de 2013 a 2018. En 2013 fue de 13 millones 936 mil 120 de pesos y en 2018 de 76 millones 884 mil 393 pesos.

Este año la Cámara de Diputados dispuso para las organizaciones civiles o los trabajos de género fuera del INMUJERES cerca de 90 millones de pesos.