OAXACA, OAX.- Representantes comunitarios y autoridades ejidales de San Pedro y San Pablo Ayutla en la zona mixe acusaron al gobierno oaxaqueño que encabeza Alejandro Murat Hinojosa de ser el responsable de un posible enfrentamiento o violencia en la zona mixe en el conflicto territorial y de agua que viven los pueblos de esta zona al tomar partido político con el municipio de Tamazulápam del Espíritu Santo y haber mentido sobre un “acuerdo histórico” que jamás sucedió.Rubén Olivares Martínez, Presidente San Pedro y San Pablo Ayutla, indicó que el 13 de mayo la información difundida en varios medios de comunicación estatales y nacionales a través de un boletín enviado por la oficina de comunicación social, fue una estrategia para incidir en la opinión pública sobre un problema que sigue vigente y tiene a su municipio con 720 días sin agua y en un conflicto que en 2017 ya dejó comuneros muertos y la intervención de grupos armados contra la población de origen mixe.

Nosotros hemos manifestado en las mesas de diálogo que queremos paz, que hemos tenido los acuerdos pero Tamazulapan no cumple las minutas, de repente pedía el agua por cárcamo y por bombeo cuando ellos no están bebiendo de ese manantial y mientras suceden las negociaciones nos atacan”, expresó Olivares Martínez.

Ese día, indicó, fueron tomados por sorpresa ya que estaban en cuartos distintos en mesas de negociación y no hubo minuta firmada y pueden constatarlo porque no hay firmas: “Nos agarraron en curva y el gobernador aprovechó para la foto y mentir ante los medios de comunicación y eso más que ayudar profundiza el conflicto porque no abona a la unidad sino a la división y a un intento de imponer acuerdos por la fuerza que solo están en su cabeza”, explicó Alejandro Ramírez, representante de Bienes Comunales.

La noche de agosto de 2017 mientras existían mesas de negociación al mismo tiempo comuneros de Tamazulapan dinamitaron los tanques cuando habitantes de San Pablo Ayutla llevan 40 años tomando agua de esa zona y han tenido el apoyo del gobierno de Alejandro Murat por intereses que desconocen indicó Alejandro Ramírez, “no puede ser que primero nos dinamitan, nos despojan con el apoyo del gobierno del estado y ahorita quieren que nosotros le digamos prémienme”, dijo ante el cuestionamiento de varios medios que parecían defender la postura oficial del muratismo.

Alejandro Morelos, representante comunitario afirmó que los habitante de San Pedro y San Pablo Ayutla realizarán este fin de semana una asamblea donde echarán abajo todos los acuerdos establecidos con anterioridad ya que Alejandro Murat y sus funcionarios, así como  Representantes de la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) han querido imponer minutas y negociaciones por encima de la autoridad de la asamblea actuando de manera unilateral contra la comunidad, “El pueblo ya esta cansado , hemos sido muy pacíficos y lo hemos aguantado, pero no podemos más”, abundó el entrevistado.

Existe por parte del gobierno muratista una consigna para favorecer al municipio de Tamazulapam del Espíritu Santo que se refleja en sus acciones, no solo por el engaño en medios de comunicación con información falsa sobre el posible acuerdo, sino por la complicidad entre la Defensoría de Derechos Humanos y la manera en que están operando frente a un pueblo sediento y desarmado, insistió Salomón Chávez Ramírez, munícipe de San Pedro y San Pablo Ayutla.

Los comuneros responsabilizaron a Alejandro Murat sobre la posible violencia que se está gestando en este conflicto territorial.

“El gobierno no ha puesto ni una uña de su dedo aquí hacemos responsable al Gobierno del Estado si algo llega a pasar entre Ayutla y Tamazulapam”, precisaron.