Si firmaron de acuerdo Ayutla y Tamazulápam: CEA; sigue disputa del “Manantial” y extensiones de tierra

OAXACA (#pagina3.mx).- San Pedro y San Pablo Ayutla y Tamazulápam del Espíritu Santo, poblaciones de la Sierra Mixe, si firmaron un acuerdo con el que se pretende resolver el problema del abastecimiento de agua potable para la primera comunidad, confirmó el director de la Comisión Estatal del Agua (CEA), Benjamín Hernández Ramirez.

Tras la firma del acuerdo con la mediación del gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa y el titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), Bernardo Rodríguez Alamilla, el pasado lunes iniciaron los trabajos, pero de un momento a otro, las autoridades de Ayutla se retractaron y negaron la firma del acuerdo, no así las autoridades de Tamazulapam.

No obstante, las autoridades de Ayutla mostraron una radical negativa, por tanto ya fue notificada esa postura al Secretario General de Gobierno, Hector Anuard Mafud Mafud. El conflicto también de matices agrarios, ya escaló.

Hernández Ramírez, indicó que están a la espera del resultado de las negociaciones de la secretaría general del gobierno.

Y es que de acuerdo a versiones de personal del campo de la CEA, habría líderes que pretenden mantener el conflicto vigente, no obstante, Hernandez Ramírez evitó polemizar o identificar a algún actor.

Y es que por intereses, las autoridades de Ayutla, echaron mano de activistas a nivel nacional y estatal, para asegurar que no existió un “acuerdo histórico” con sus vecinos de Tamazulapam del Espíritu Santo donde supuestamente se soluciona el conflicto por el agua que mantienen esas comunidades mixes desde hace casi dos años.

El documento fue firmado por el presidente municipal de San Pedro y San Pablo Ayutla, Rubén Olivares Martínez, y el representante de Bienes Comunales, Alejandro Martínez Ramírez, ex diputado local del PAN.

Con los sellos oficiales, resalta que “desmentimos categóricamente ese comunicado oficial y aclaramos que las autoridades de nuestro municipio no firmaron ninguna minuta de acuerdo con el gobernador ni con el municipio de Tamazulapam”.

Cabe recordar que el caso llegó a la ONU y al Congreso de la Unión, así como a las redes sociales con el hashtag #AguaParaAyutlaYa. El 13 de mayo el gobernador Alejandro Murat publicó un video y comunicado sobre el acuerdo “que permitirá que estos municipios mixes cuenten con el servicio básico”, noticia que se difundió como inserción pagada en primera plana de varios periódicos locales.

El titular de la CEA, indicó que estará a la espera de las indicaciones y resultados de las negociaciones que se den ante la Secretaría General de Gobierno, pese a que hay otras fuentes de agua potable, pero el “Manantial” es el principal abastecedor de agua potable.

“La información que tenemos nosotros es que hay algunos líderes ahí (en la zona) que no quieren que llegue el servicio de agua potable, porque quieren mantener las cosas como están. No confirmamos ni consta, pero nosotros queremos ayudarles. Será el secretario de gobierno quien busque una interlocución con ambas autoridades y lo que ellos determinen, la CEA iniciará trabajos de rehabilitación de la infraestructura hidráulica”, apuntó.

De su lado, Murat Hinojosa, afirmó que hubo mediación del gobierno estatal para que autoridades municipales y agrarias acordaron como medida inmediata la conexión al manantial en disputa para conducir el agua a sus respectivas cabeceras, de manera simultánea y por gravedad.

El día de la firma de supuesto acuerdo, prometió dar continuidad a los trabajos y seguimiento a las peticiones que ambas comunidades plantearon al gobierno.

El próximo cinco de junio Ayutla cumpliría dos años sin acceso al agua potable, luego de que un grupo armado de Tamazulápam tomara por la fuerza el manantial que surte a la comunidad y del cual reclama la propiedad.

La audiencia del gobernador con las autoridades comunitarias de ambos pueblos se dio luego de la presión de artistas, escritores, periodistas, entre otras personalidades, que a través de las redes sociales y bajo la consigna “Agua para Ayutla ya” pedían solución al conflicto y justicia para los 3 mil habitantes ayuujk de esta comunidad, quienes desde 2017 pedían audiencia con el mandatario.

Según versiones de autoridades de Ayutla, desde 1940 la comunidad de Tamazulápam ha despojado de más de 15 mil hectáreas a Ayutla; el despojo más reciente ocurrió en el año 2017 cuando despojaron de otras 100 hectáreas y orillaron a un desplazamiento forzoso a decenas de comuneros.

Anteriormente en el conflicto de tierras se discutía a unos 10 kilómetros de donde se encuentra el manantial; pero desde el año 2000 un grupo armado de Tamazulápam invadió la zona del manantial, para reclamar derechos sobre el agua, después sobre la propiedad del manantial y recientemente el despojo por la fuerza del territorio aledaño a este nacimiento de agua.

En 2017, pese a la violencia y el despojo, las autoridades y la comunidad de Ayutla aceptaron que Tamazulápam se conectara al manantial a través de un cárcamo de bombeo – como estos últimos lo habían propuesto – pero cuando se realizarían los trabajos técnicos y se pretendía construir el cárcamo de bombeo, la gente de Tamazulápam destruye la infraestructura hidráulica de Ayutla que estaba en la zona.

Ahora, Tamazulápam ya no quiere el agua por cárcamo de bombeo, sino que exigen que Ayutla cediera  nuevas tierras, aparte del despojo de 2017,  porque querían el agua por gravedad, ya no por cárcamo de bombeo.