En un antiguo ropero de la abuela Rosario Patiño, esposa de Francisco Gabilondo Soler, se encontraban unas partituras que hasta el año pasado muchos desconocían. Era la música que compuso para la obra Rentas congeladas, que en los años 60 montó Sergio Magaña, pero sin las piezas de Cri Cri porque los creadores se habían disgustado.

“Los documentos originales están desde los años 60, siempre supe que estaban ahí, la copia del libreto original estaba guardado literalmente en el ropero de mi tatarabuela donde guardan las cosas mis abuelos, que era el ropero de Cri Cri. El año pasado tuve una conversación con el productor y con gente interesada que estaba buscando más información relacionada con esta puesta en escena. Tenían el libreto original pero no sabían de la música, entonces cuando llegaron les enseñé el libreto con la música”, contó a La Razón Óscar Gabilondo, nieto del autor de “El ratón vaquero”.

Ahora esta música volverá a ver su luz en la reposición del montaje, que estuvo en el olvido y aborda el conflicto que se generó a raíz de las rentas congeladas que se instauraron en la década de los 40.

La labor para traer de nuevo la obra no ha sido sencilla, ni en la adaptación del libreto ni en la música, ya que ésta última estaba incompleta.

“Es un trabajo que musicalmente no quedó concluido, en muchas de las partituras dice la palabra ‘etcétera’, entonces, Francisco Gabilondo me da sus ideas, que retomo y completo para darles dirección y escribir y componer lo que no estaba. El tema es que el público no se dé cuenta, que escuche la canción y no sienta el paso de los años”, detalló Eduardo Piastro, director, arreglista y compositor.

De las siete composiciones que conforman el trabajo musical ninguna estaba completa, por lo que las piezas que se escuchen en vivo el próximo 11 de mayo en el Teatro Julio Castillo, del Centro Cultural del Bosque, también tienen el sello del maestro Piastro.

La adaptación del libreto fue otro de los grandes retos, ya que primero tuvo que rastrearse y luego hacer cambios.

“Mi primera apreciación es que se trata de una pieza que fue escrita sobre la marcha mientras la estaban ensayando porque no hay un hilo argumental que tenga una progresión dramática.

“De momento hay escenas que parecen desvinculadas. Había cierta premura por montarla, es la primera sensación que tuve. Entonces, un poco el trabajo consistió en fortalecer el argumento, que no pareciera que nada más era una disputa de dos clases sociales, unos porque se eliminen las rentas congeladas, otros porque se mantengan y en medio el gobernante en turno”, detalló en entrevista Luis Mario Moncada, quien adaptó el libreto.

El Dato: La Coordinación Nacional de Teatro del INBAL, Chibal Entertainment y Cornamusa, llevan a escena esta nueva versión de la comedia musical.

Curiosamente, destacó Moncada, la puesta en escena vuelve al teatro en un momento en que social y políticamente en el país se viven cambios que se asemejan a lo retratado por Magaña hace casi seis décadas, por lo que el público se sentirá identificado, con esta antigua lucha entre “chairos” y “fifís”.

“Si esta obra se hubiera estrenado hace dos años hubiera sido un montaje nostálgico que hablaba de otro tiempo, pero ahora cobra una actualidad inusitada porque abre un debate sobre las clases sociales, que en el contexto del nuevo gobierno sí nos plantea que hay un reflorecimiento de esas disputas, pareciera que estamos viendo a ‘chairos’ contra ‘fifís’ que no lo mencionamos directamente, pero resulta
evidente para el público.

“Unos hablan mal de los otros, les dicen ignorantes, mantenidos por el gobierno, etcétera; y a los otros, les dicen que son unos perfumados. En medio hay un gobernante aparentemente impulsado por ideas populistas”, concluyó Luis Mario Moncada.

Nota completa: https://www.razon.com.mx/cultura/tras-60-anos-vuelve-obra-con-musica-inedita-de-cri-cri/