OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Y siguen las protestas por la “exclusión política” en las Fiestas de los Lunes del Cerro o #Guelaguetza2019. Ahora, el pueblo zapoteco de Tlacolula de Matamoros responsabiliza al Comité de Autenticidad de la desestabilización política y social que ha generado en el municipio por su irresponsable decisión.

Así lo dio a conocer el presidente municipal de Tlacolula, Carlos León Monterrubio, quien agregó que a lo largo de los 87 años de esta celebración ha sufrido una transformación completa, y en la actualidad se presumen actos de corrupción, discriminación y tráfico de influencias al interior de la Secretaría de Turismo, durante los días que se presenta la Guelaguetza que es, cuando ocurre la mayor derrama económica durante el año en Oaxaca.

Prueba de ello, es la presunción de reventa de boletos de la #Guelaguetza2019, escándalo que ha llegado hasta la cámara de diputados, dado los altos costos que llegan hasta los 30 mil pesos, supuestamente por la presencia de la actriz Yalitza Aparicio, quien ya desmintió tal versión.

Ante la exclusión, el presidente municipal no descarta la posibilidad de realizar una “Guelaguetza alterna” en Tlacolula, ubicado a solo 32 kilómetros de la capital, donde se den cita las delegaciones de Juchitán de Zaragoza, Santo Domingo Tehuantepec, Santa Catarina Juquila o san Melchor Betaza.

León Monterubio resaltó que Tlacolula es la “cuna de la Guelaguetza donde la vivimos día a día con la cooperación, la ayuda voluntaria, la entrega del cacao, el mezcal, los guajolotes, entonces, nuestra comunidad es mucho mas que una presentación de escasos minutos, en un escenario al que solo tienen acceso los económicamente poderosos y que en este año los menos pudientes solo podrán acceder a la sección D, después de esperar por horas para poder entrar a la otrora llamada rotonda de la azucena.

Resaltó que Tlacolula se encuentra en un punto estratégico y de contar con un tianguis dominical único en mundo donde todavía se realiza el trueque y concentra a otros pueblos originarios, con una basta gastronomía y variado mezcal.

Entonces, se preguntó: “¿Y no podemos organizar una Guelaguetza alterna sin la necesidad de mendiga un espacio al gobierno del estado?.

Agregó: ¿Por qué no aprovechar entonces, que no asistirán a la Guelaguetza oficial y brindarles un espacio a las delegaciones de Juchitán de Zaragoza, Santo Domingo Tehuantepec, Santa Catarina Juquila, San Melchor Betaza y Villa Hidalgo Yalalag?

Además se pueden invitar a otras poblaciones que han sido marginadas para realizar un evento de calidad.

Hizo hincapié que “no se trata de dividir, tampoco de eximir las culpas de quien o quienes se hayan equivocado en el procedimiento o en el proceso que se requería para que Tlacolula asistiera a las fiestas de la Guelaguetza2019, simplemente se pretende una alternativa ante hechos consumados”.

León Monterrubio, quien ganó con la coalición Juntos haremos Historia (Morena, PT y PES, recordó que esta no es la primera vez que Tlacolula deja de participar en las fiestas de los Lunes del Cerro o Guelaguetza, ya que durante el sexenio de Heladio Ramírez López, la delegación de esa comunidad fue vetada porque el entonces presidente José Inés Matías Antonio, quien de igual manera emanó de la oposición al partido oficial, el PRI.

Luego de resaltar que esta decisión en apariencia “arbitraria y autoritaria” ha generado una inestabilidad social que podría llegar hasta la toma del palacio municipal o a bloqueos carreteros o de otra índole contra las autoridades municipales.

Sin embargo, lanzó una preguntó si con esta decisión: “ya no acudirán los turistas al tianguis dominical? ¿Toda la aportación cultural y gastronómica de esta comunidad zapoteca al mundo, se irá al cesto de la basura? ¿Dejarán los tlacolulenses ante esta decisión, de lado sus costumbres y tradiciones?

La respuesta es que “no, pero mas allá de enfrascarnos en conflictos estériles que a nada conducen, deberíamos de buscar una opción para aprovechar la afluencia de turistas nacionales y extranjeros en esas fechas para una Guelaguetza alterna.