Juchitán, Oax.- Damnificados por los sismos del mes de septiembre del 2017 en el municipio de Juchitán y Tequisistlán  en la región del Istmo de Tehuantepec bloquearon la carretera federal panamericana 190 para exigir a las autoridades que cumplan con la reconstrucción de viviendas y escuelas.

En Juchitán, un grupo de aproximadamente 100 damnificadas dirigidas por Jorge Luis López tomaron la vía federal 190 a la altura del canal 33 y la Universidad IMECA para reclamar los apoyos del segundo censo que debieron darse a mediados del mes de noviembre del año pasado.

Según datos de las autoridades de Juchitán y Sedatu, unas 5 mil personas  no recibieron folio de esta dependencia derivado de los sismos del mes de septiembre del 2017 por lo que la exigencia de los damnificados es que se les cumpla conforme al censo que la dependencia realizó por segunda vez en el mes de marzo del año pasado.

Los damnificados aseguraron que es necesario que las autoridades cumplan porque muchos aún siguen viviendo en refugios improvisados, otros pagan renta y otros con familiares a casi 2 años del terremoto.

Pedimos al gobierno de López Obrador que acelere el apoyo de reconstrucción que afirmó en su visita a Juchitán el año pasado, muchos de nosotros seguimos en la calle y viviendo de ‘arrimados’ con familias porque no nos llegó el dinero para reconstruir, a muchos no nos censaron y a otros las tarjetas llegaron clonadas o sin fondo, por eso pedimos respuesta de las autoridades”.

Mientras tanto, profesores y padres de familia del municipio de Magdalena Tequisitlán encabezan un bloqueo carretero sobre la vía federal  panamericana  190 que comunica con la capital oaxaqueña para exigir la reconstrucción de al menos 20 escuelas dañadas por el terremoto del 2017.

Los manifestantes señalaron que han sido más de tres ocasiones que han cerrado las vialidades debido a que las constructoras que contrató el Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa (IOCIFED) no cumplió con el compromiso de reconstruir las aulas.

Pedimos la liberación de los recursos económicos para que las constructoras reinicien los trabajos que de enero a la fecha no se han terminado, que las escuelas que no tienen contratos formales ni constructoras, sean asignadas con su respectivo recurso a la brevedad posible”, indicaron.

Por último, señalaron que es importante que el gobierno de Oaxaca dé atención a las escuelas debido a que los estudiantes siguen tomando clases en espacios improvisados.

Antes nos protegíamos del viento fuerte, después la lluvia y ahora el calor, hay muchos moscos y enfermedades que se han generado, pedimos atención urgente y que nuestros niños tengan un espacio digno donde tomar clases”.