Juchitán, Oaxaca.- Tilzapote, en el municipio de Santa María Tonameca, está siendo víctima de un conflicto agrario por el cual ha recibido la orden emitida por Luis Ponce de León, magistrado del Tribunal Agrario, de derrumbar espacios públicos a fin de cumplir con una sentencia a favor de dos particulares.

Los habitantes de Tilzapote declaran que la decisión del juez atenta contra sus derechos humanos, siendo que ellos cuentan con documentos legales que validan la posesión de tierras que los dos particulares, Pedro Ramírez Araiz y Domitila Guzmán Olvera, están buscando apropiar.

El terreno ocupa 300 hectáreas de la Playa El Tilzapote, a 256 kilómetros al sur de Oaxaca de Juárez, y está en disputa desde 2008 que comienza el conflicto agrario. 11 años después, la sentencia de los tribunales agrarios dio favor a Ramírez Araiz y Guzmán Olvera, poniendo en jaque al comisariado de bienes comunales del Núcleo Agrario de San Francisco Cozoaltepec, Tonameca.

“Nosotros vamos a defender nuestras tierras y playas; si es necesario, con nuestra vida, no vamos a permitir que esta playa que tanto hemos cuidado ahora pase a manos de personas ajenas. Esta lucha lleva 10 años y ha traído como consecuencia órdenes de aprehensión en contra de los defensores comunitarios”, habló Javier Díaz Figueroa, quien preside el comisariado.

Según Edith Santibáñez Borges, representante de los comuneros locales, la sentencia del juez solicitó al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) demoler una primaria y un centro educativo escolar; además de otras solicitudes que pretenden derrumbar una casa de salud, una iglesia y otros inmuebles.

Recibe más información al respecto en este link del Istmo Press.