La secretaria de acuerdos del Fondo de Administración de Justicia del Poder Judicial del Estado, María del Socorro Rodríguez Arango, atropelló y mató a una señora de la tercera edad y dejó gravemente herida a la nieta de ésta, quien es enfermera del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

A pesar de ello, la sobreviviente fue privada de su libertad por ocho horas, por las autoridades de Tlalixtac de Cabrera, que dejaron en libertad a la responsable, a pesar de que iba en estado de ebriedad.

 

El caso causó molestias entre trabajadores del IMSS, quienes alertaron del caso en redes sociales. Por la arbitrariedad, analizarán manifestarse en demanda de justicia.

 

 

La funcionaria causante de esta tragedia ha sido señalada en el Tribunal Superior de Justicia como protegida de la directora del Fondo de Administración de Justicia, Silvia Guadalupe Mendoza Casanova, a quien los trabajadores acusan de déspota.

 

La víctima es una mujer de 73 años de edad, quien falleció la noche de este domingo en el hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a consecuencia de las lesiones que sufrió en un percance automovilístico ocurrido a las siete de la mañana en el crucero de Tlalixtac de Cabrera.

 

La ahora occisa viajaba en un automóvil Dodge Neón, que era conducido por su nieta Paula Yoselí, enfermera del IMSS, cuando fue impactado por una camioneta Jeep tipo Patriot, que manejaba la funcionaria del Poder Judicial del Estado.

 

 

Paramédicos acudieron al lugar para auxiliar a la septuagenaria, a quien trasladaron al hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de la ciudad de Oaxaca.

 

En el lugar se constituyó, la autoridad municipal de Tlalixtac de Cabrera y detuvieron a la enfermera del IMSS, a quien remitieron a los separos de la policía municipal.

 

 

En tanto, los representantes del ayuntamiento de Tlalixtac dejaron libre  a la secretaria de acuerdos del Fondo para la Administración para la Justicia del Tribunal Superior de Justicia.

 

Con ello, evitaron certificar el estado de ebriedad de la funcionaria.

 

Al tener conocimiento de este abuso de autoridad, los compañeros de trabajo y familiares de la enfermera se inconformaron porque tenía lesiones y no le permitían que fuera llevada a un hospital.

 

 

De manera abusiva, la autoridad de Tlalixtac permitió hasta la tarde que la detenida fuera trasladada al hospital del IMSS para recibir asistencia médica.

 

 

Tras la muerte de la anciana, del caso tomó conocimiento la Fiscalía General del Estado.

 

“Con toda la falta de atención a  derechos civiles y humanos, se la llevaron en calidad de detenida a la compañera enfermera sin prestarle ningún tipo de atención médica a pesar de presentar lesiones de gravedad, reteniendola por más de ocho horas”, señalaron trabajadores del Hospital General de Zona del IMSS en redes sociales.

 

 

Por el momento y gracias al apoyo de varios compañeros de trabajo ya se encuentra recibiendo atención médica nuestra compañera enfermera, agregaron.

 

 

“Cómo ciudadanos y trabajadores nos unimos y exigimos un proceso justo para nuestra amiga y compañera, y que esta persona no siga provocando más daños”, escribieron los inconformes.

 

Y se cuestionaron: “De qué privilegios puede gozar (la funcionaria) para estar libre mientras la compañera está con dolor y sufrimiento por su pérdida ¿ acaso es vecina o familiar de algún funcionario público?”, señaló el personal que exigió se haga justicia para la compañera.

 

FUNCIONARIA PROTEGIDA

 

La secretaria de acuerdos del Fondo de Administración de Justicia del Poder Judicial del Estado, María del Socorro Rodríguez Arango, no ha hecho pública hasta ahora declaración alguna.

 

 

Por informes de personal del Poder Judicial del Estado, la involucrada en la muerte de la anciana es la persona de máxima confianza de la directora del Fondo, Silvia Guadalupe Mendoza Casanova, a quien señalan de un trato despótico.

 

Son de tanta confianza que llegaron juntas al Fondo de Administración de Justicia. La directora causó alta el 4 de enero de este año y la involucrada en este accidente fue ingresada el día 18, 15 días después.

 

La hoy directora del Fondo fue directora de Legislación, Consulta, Asuntos Jurídicos y Transparencia de la Secretaría de Finanzas, en los periodos de Gerardo Cajiga Estrada y Enrique Arnaud Viñas, ex tesoreros de Gabino CUé Monteagudo.

 

Por ese cargo, enfrentó un proceso ante la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental, por irregularidades administrativas y pese a ello, buscó ser subauditora en el Organismo Superior de Fiscalización.

 

 

De acuerdo al expediente 125/RA-A/2017, que fue turnado a la dirección de Responsabilidades y Situación Patrimonial de la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental, quea investigaba.

 

Se le acusaba por presuntos desvío de 100 millones de pesos, a través de la figura ilegal de crédito puente con el que aprobaron transferencias irregulares a los servicios de salud en el periodo de Germán Tenorio Vasconcelos, actualmente preso por eso y otros presuntos delitos.

 

Mendoza Casanova, quien protege a su subalterna, fue acusada de saber de los presuntos actos ilegales de sus jefes en la Secretaría de Finanzas y a pesar de ello llegó al Poder Judicial del Estado

 

Periódico Centro