A lo largo de los años, de las muchas acciones que emprendimos y que nos llevaron a la frustración como agotamiento ante cada nueva agresión, desaparición forzada, asesinato, atentados o censura a reporteros y reporteras en los estados y durante las coberturas de marchas en la Cd de México, aprendimos que lo que un periodista necesita, al atravesar riesgos y amenazas derivados de su labor, en un primer momento es: escucha, empatía, orientación, atención psicosocial y no exponerse de inmediato a los reflectores.

La avalancha después de una agresión física, de ser liberado de una retención, el allanamiento del domicilio, la notificación de una demanda por daño moral, mensajes de violencia y denostación en redes sociales, que se viene al hacer público lo que enfrentamos como periodistas, puede exacerbar emociones, percepciones y distorsiones de la realidad donde se vuelve complicado, tomar las mejores y precisas decisiones de cómo afrontar la nueva realidad de estar claramente en peligro y poder analizar el nivel de riesgo así como la posibilidad de que se materialicen nuevas agresiones.

En 2013 cuando realizamos el Boot Camp de periodismo de investigación y reunimos a más de 100 periodistas en la Ciudad de México, entre los talleres que la Red ofreció fue Manejo del estrés con Tech Palewi, una organización civil dedicada a acompañar víctimas de la violencia; fue sorpresivo ver la demanda que tuvo y que el saloncito estaba atiborrado. Aquella fue la señal de que debíamos poner atención en una visión de seguridad integral (física, digital, emocional) con perspectiva de derechos humanos y no solo en una visión policial.

No dejamos de articularnos, marchamos, hicimos campañas, cargamos féretros en el Ángel de la Independencia y exigimos a las autoridades federales que hicieran bien su trabajo y pusieran a funcionar el opaco Mecanismo de Protección, pero también abrimos procesos de entrenamiento para desde la Red, saber orientar y asesorar a los periodistas.

La Red de Periodistas de a Pie comenzó a trabajar en alianza con Aluna Atención Psicosocial, una agrupación de expertas y expertos en trabajo psicosocial y terapéutico en manejo del trauma, duelo, reparación, estrés.

A través de los aprendizajes compartidos por Aluna y un entrenamiento específico que la Red recibió en 2017 a través de un programa de capitación, es que ahora presentamos esta versión corta de lo que un periodista necesita ubicar, entender y procesar al estar experimentando riesgos derivados de su trabajo reporteril, o por asuntos personales no resueltos que se derrapan al encontrarse bajo amenazas.

Deseamos que los mensajes despierten atención en ustedes. En la Red siempre habrá una ventanilla abierta como sensible para acompañar con calidez, hacer precisas recomendaciones y exigir estratégicamente seguridad para las y los periodistas de a pie.

También puedes descargar la versión para imprimir en el siguiente enlace: https://www.periodistasdeapie.org.mx/documentos/kit-de-primeros-auxilios-para-periodistas-en-riesgo-para-impresion.pdf

Jade Ramírez
Coordinación de Redes locales y Libertad de Expresión.
@jadercv
libertadexpresion.apie@gmail.com