Juchitán, Oax.-Mientras los directivos del Hospital de Especialidad de Oaxaca aseguran que por “protocolo” no reciben a pacientes victimas de impacto de bala, los familiares de Katia Santiago, una de las sobrevivientes de un multihomicidio registrado hace una semana en la comunidad de La Venta en la región del Istmo de Tehuantepec, están sumamente preocupados por su salud, pues su vida depende de la atención integral que pueda recibir en esa unidad de salud.

Danilo Santiago Vargas, padre de Katia de aproximadamente 25 años de edad expresó que el lunes 20 de mayo su hija llegó al hospital civil de Juchitán “Macedonio Benítez Fuentes” gravemente herida, su cuerpo presentaba siete impactos de bala y que por fortuna sobrevivió tras una operación, sin embargo al pasar de los días requiere de una atención más integral y es urgente su traslado a la capital oaxaqueña en el hospital de especialidades, pero que se le ha negado el ingreso.

Dijo que es algo “irrisorio” el argumento que ha recibido de los directivos y médicos de aquella unidad de salud, quienes le dicen que por tener heridas de bala, no puede ingresar.

“Mi hija es victima de todos los hechos que ocurrieron allá, ella lo único que aspiraba es a conseguir empleo, ha sobrevivido milagrosamente y ahora por falta de un espacio en el Hospital de Especialidades de Oaxaca puede perder la vida”.

El padre de Katia pidió a las autoridades de Oaxaca, al gobernador Alejandro Murat y a su esposa Iveth Morán, presidenta honoraria del DIF su intervención porque su hija está delicada de salud, y puede complicarse, si no recibe ese trato oportuno.

Agregó que en el hospital general de Juchitán en la cual ya cumplió más de 10 días internada, la atención medica tampoco ha sido buena. “El fin de semana pasado estuvo a punto de fallecer mi hija porque presentó un cuatro de Neumonía, eso por la falta de atención en ese hospital, yo lo único que les pido es que mi hija pueda ingresar al Hospital de Especialidades y que la atiendan”.

Dijo que el “derecho a la salud” es universal y que no la pueden tratar así, como si fuera cualquier cosa, cuando ha sobrevivido y lo único que solicita es atención medica de calidad.

Para este sábado, se espera la llegada del secretario de salud de Oaxaca, Donato Casas al Hospital General de Juchitán, por lo que los familiares de Katia exigen una audiencia para solicitarle un trato digno en los hospitales de la entidad.