Miles de personas fueron evacuadas de un distrito de Fráncfort en el que se ubica el Banco Central Europeo mientras las autoridades se preparaban a desactivar una bomba de 500 kilogramos (mil 100 libras) de la Segunda Guerra Mundial.

Funcionarios de la ciudad pidieron que unas 16 mil 500 personas salieran de sus casas en el área de Ostend unas horas antes del inicio programado de la operación. Las autoridades ya habían retirado de la zona el día anterior a algunos residentes de un asilo de ancianos.

Más de 70 años después del fin de la Segunda Guerra Mundial, aún se encuentran con frecuencia bombas sin detonar en Alemania, y deshacerse de ellas en ocasiones requiere de evacuaciones preventivas a gran escala.

La bomba estadunidense en Fráncfort fue encontrada durante una construcción el mes pasado y las autoridades eligieron el domingo para desactivarla, dándose tiempo para alistar la operación y minimizar el impacto en la capital financiera de Alemania.

jamj

milenio.com