Artesanas y encargados de la ONG Tona taati’ han denunciado a promotores de la empresa eólica Siemens Gamesa, a quienes acusan de haberse robado el crédito de diseño en prendas artesanales salidas del curso “El saber del diseño”.

Siemens Gamesa es una empresa que tiene una sede en Juchitán, Oaxaca, y como institución organiza actividades sociales, siendo parte de la Asociación Mexicana de Energía Eólica.

En los últimos días, la empresa comenzó a difundir, sin éxito, la Colección Tejiendo el Viento, una iniciativa de la empresa eólica en conjunto con el TecNM a través de los institutos tecnológicos locales.

La iniciativa se centra en la elaboración de ropa, vestidos y accesorios típicos de la región istmeña. El Saber del Diseño fue un curso-taller derivado de esta idea.

Al no ver fruto de su convocatoria, los promotores de El Saber del Diseño se apoyaron en asociaciones locales, Pro México Indígena y el Patronato Zona Mazahua A.C., quienes finalmente organizaron el evento.

En apoyo a la organización, entro Tona Taati’ incorporando artesanas a la actividad.

Las mujeres artesanas, entonces, elaboraron sus trabajos para dar seguimiento a la propuesta originada por Siemens Gamesa.

No obstante, a la hora de cerrar el curso-taller, y de que los encargados de Siemens Gamesa resaltaran y agradecieran a las artesanas en la presentación de los diseño finales, se omitió la presencia de las participantes del grupo Tona Taati’.

Nosotros tenemos 30 años de trabajar con los artesanos, promovemos ferias y constantemente los capacitamos; por ello aprovechamos el apoyo del proyecto Tejiendo el Viento a través de las fundaciones Pro México Indígena y Patronato Zona Mazahua AC, a quienes agradecemos profundamente ya que llegaron después del terremoto para ayudarnos a reactivar nuestra economía y no es justo que tampoco los tomaran en cuenta en la presentación de los resultados. Por eso denunciamos esta arbitrariedad“, apuntó Janet Esteva Córdova, representante de Tona Taati’ en Santa María Xadani.

Y es que el hurto de derechos le falta el respeto al trabajo de las mujeres regionales al minimizar su ejercicio cultural.

Al proyecto Tejiendo el Viento le pedimos respeto a nuestro trabajo y que se nos reconozca como aliados estratégicos y no dependientes de ningún proyecto eólico“, defendió Tomás Chiñas Santiago, fundador de Tona Taati’.

Para más información, lea la nota completa de Diana Manzo en La Jornada.