El Presidente municipal de Juchitán, Emilio Montero Pérez, lanzó un exhorto al gobierno federal para agilizar los trabajos de reconstrucción del palacio municipal dañado por el sismo del 2017, y con ello también rehabilitar el espacio que ocupan las mujeres que se dedican a la venta de comida tradicional, conocidas como “fonderas”.

Emilio Montero sostuvo una plática con las “fonderas”, que ocupan una parte del parque Charis del centro de la ciudad, donde ofrecen sus alimentos desde que el sismo del 7 de septiembre derrumbara una parte del palacio municipal, lo que las obligó a buscar espacios alternos para continuar con su comercio.

El alcalde reconoció que las fonderas son el símbolo de la mujer juchiteca, trabajadora y esforzada, que lleva sustento a su familia, y se enfrenta con firmeza a las adversidades para salir adelante.

Las fonderas solicitaron al presidente municipal llevar su voz ante el gobierno federal, para que el espacio en el que ocupaban en la zona sur de los corredores del palacio municipal sean ya rehabilitados, lo que implica la reconstrucción de la sede de la alcaldía de Juchitán.

En ese sentido, el edil manifestó la necesidad de que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), den a conocer el proyecto para la reconstrucción del edificio, pues ya se hicieron los estudios referentes a la cimentación actual.

Por eso, dijo, es importante exhortar muy respetuosamente al Gobierno federal, para que estas dependencias pongan manos a la obra, pues se nos ha dicho que existe el recurso para ello.

Es doble la importancia de la reconstrucción del edificio municipal, pues por un lado, las paisanas fonderas podrán volver a su acostumbrado lugar de trabajo, y por otro lado, vamos a darle uso al resto del espacio, con un proyecto educativo y cultural que tenemos en perspectiva, señaló Emilio Montero.

Luego de agradecer la atención que el Presidente Andrés Manuel López Obrador le ha brindado a Juchitán y Oaxaca,  con la asignación de recursos para la reconstrucción de viviendas y edificios públicos dañados por los sismos, aclaró que los trabajos van lentos.

“Le hacemos el exhorto al gobierno federal para que este proceso de reconstrucción sea más ágil, las compañeras fonderas tienen entendido que el proceso de reconstrucción tiene sus fases, y esta agilidad que se le pueda dar, reactivará el comercio de Juchitán; porque no hablamos solamente de un mercado municipal, sino de toda la región del Istmo de Tehuantepec”, indicó.