Tras el secuestro del hijo de un empresario -considerado delito de alto impacto- el Gobernador del Estado, Alejandro Murat Hinojosa, desestimó fallas en su estrategia de combate a la incidencia delictiva y atribuyó las acciones de la delincuencia organizada a reacciones por el combate al fenómeno delictivo.

Estamos apretando lugares que a la delincuencia organizada le duele y bueno vamos a seguir sin titubeo con toda la fuerza del Estado”, atajó el mandatario, luego de que se considera que el mega operativo “Guelaguetza Segura” falló frente al plagio de un menor en plenas calles del Centro Histórico y en las primeras horas del pasado miércoles.

En lo que va del año se han registrado 11 secuestros en la entidad.

Por lo pronto, Murat Hinojosa afirmó que su gobierno está ocupado en el rubro de seguridad y esa es la prioridad de su gobierno.

Claramente ante toda acción hay reacciones y nosotros estamos trabajando para que esas reacciones sean de impacto menor a la población, porque nuestra prioridad es la seguridad y la paz de la gente”, apuntó.

Murat Hinojosa evitó declarar si habría cambios en la estrategia de seguridad coordinada con la Guardia Nacional, Sedena, Marina, Policía Estatal y Municipal.

El operativo está caminando y seguirá su ruta”, atajó.

El operativo de seguridad entornó a las festividades de la Guelaguetza, apuntó, seguirá brindando atención al turismo internacional, nacional y locales.

No obstante, reiteró que el incremento del delito en el estado forma parte de la reacción de los grupos criminales ante el combate emprendido por los distintos cuerpos de seguridad estatales y federales.

Estamos apretando en lugares que a la delincuencia organizada le duele. Vamos a seguir sin titubeo y con toda la fuerza del estado”, dijo.

De esta manera, Murat Hinojosa descartó que los recientes asesinatos y el secuestro del hijo de un empresario ocurrido en la última semana sea un síntoma de fracaso en la estrategia de seguridad establecida de manera coordinada con la Guardia Nacional.

Desde el pasado mes, elementos de la Guardia Nacional comenzaron su arribo a Oaxaca con el objetivo de establecerse en 15 puntos prioritarios: Ciudad Ixtepec, Juchitán de Zaragoza, Santo Domingo Tehuantepec, Huajuapan de León, Tlaxiaco, Huautla de Jiménez, Ixtlán de Juárez, Loma Bonita, Miahuatlán de Porfirio Díaz, Oaxaca de Juárez, Teotitlán de Flores Magón, Tlacolula de Matamoros, Puerto Escondido, Pinotepa Nacional y San Juan Bautista Tuxtepec.

Adicionalmente, el pasado lunes, la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO) y distintas instancias dependientes de ésta, anunciaron un despliegue de seguridad en el que participan más de 3 mil efectivos, incluidos de la Guardia Nacional, para blindar Oaxaca en el marco de las festividades de la Guelaguetza.

No obstante, entre el domingo y lunes se registraron al menos 11 ejecuciones en Oaxaca, la mayoría de ellas la región del Istmo y otras tres en la Sierra Norte. E

n el Istmo de Tehuantepec, ocho personas fueron ejecutadas en los municipios de Juchitán, San Pedro Tapanatepec y Salina Cruz.

En tanto que el pasado miércoles una persona fue secuestrada en calles céntricas de la capital del estado a plena luz del día.