Por andar en grillas, asuntos personales y en desayunos de grupos parlamentarios, el Congreso de Oaxaca suspendió la sesión ordinaria de este miércoles. 

De 40 diputados y diputadas que estaban en el complejo, solo 10 bajaron al recinto. Luego vinieron los reclamos airados al presidente de la mesa directiva, César Morales Niño.

La sesión estaba citada para las 11:00, sin embargo, como es tradición en cada legislatura, inician 1 o 2 horas después, y por sus disputas internas o falta de acuerdos, los inicios de sesiones, se llegan a retardar hasta más de 3 horas.

Previo al inicio de la sesión arribaron al complejo legislativo cerca de 31 diputados de Morena, el PRI, PT, Mujeres Independientes, Verde Ecologista y el PAN. No obstante, al recinto legislativo ingresaron solo menos de 10 legisladores, pese a que la dirección de comunicación social, informó que estaban en el pasa de lista 15.

Puntuales llegaron, las diputadas Elim Antonio Aquino, Aleida Serrano Rosado, Laura Estrada Mauro, Fredy Delfín, Eliza Zepeda Lagunas, Hilda Graciela Pérez Luis. En sus oficinas estaban la totalidad de los diputados del PRI, y la mayoría de la bancada de Morena. El diputado del PES, Arsenio Mejía García, apenas alcanzó a llegar.

Cerca de las 11.15 el presidente de la Mesa Directiva, César Morales Niño, decretó tras el pase de lista, la suspensión de la sesión ordinaria. Fuentes de la Junta de Coordinación Política, informaron que la suspensión también obedeció a un acuerdo con el coordinador de la bancada del PRI, Alejandro Avilés Álvarez, para evitar que los opositores mediáticos a la administración del gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, fijaran posicionamiento y cuestionaran sobre la inseguridad -en medio del mega operativo de seguridad por las fiestas de la Guelaguetza- tras el secuestro del hijo de un empresario oaxaqueño, ocurrido la mañana de este miércoles.

No obstante, tras la suspensión, vinieron los reclamos de un grupo de diputados comandados por el priista, Jorge Villacaña Jiménez, quien cuestionó a Morales Niño su determinación. Más burlón, el diputado de Morena, Othón Cuevas Córdova, calificó al Presidente de la Mesa Directiva como inmaduro e ironizó que el Congreso del Estado estaba secuestrado por un “Niño”.

El petista evitó polemizar con su homólogo, les informó a los diputados “indignados” que desde el pasado martes, acordaron con los coordinadores que las sesiones iniciarían puntualmente. Los reclamos de los “indignados” no cesaron.

A en entrevista, Morales Niño, criticó que sus compañeros se distraigan en asuntos personas y gestiones, sin cumplir con sus responsabilidades. Anunció que habría los descuentos correspondientes y tenia la facultad para suspender las sesiones.

De acuerdo al Artículo 78 del Reglamento Interior del Congreso del Estado Libre y Soberano de Oaxaca “para que exista cualquier tipo de sesión se necesita la concurrencia de más de la mitad del número total de diputados que integren el Congreso”.

De su lado la dirección de comunicación social, informó que Morales Niño, informó que el panel de asistencias se abriría a las 11:10 debido problemas técnicos. Explicó que a las 11:15informó a los Coordinadores que el sistema de asistencia ya estaba abierto, pero hasta las 11:30, el tablero sólo había registrado15 legisladores locales presentes.

Abundó en el documento oficial que en Conferencia Parlamentaria, integrada por la Presidencia de la Mesa Directiva como la Junta de Coordinación Política, precisaron que comenzarían a dar mayor puntualidad al inicio de las sesiones legislativas.