Sin investigación y con grupos armados, Amatán pide justicia a casi 6 meses de irrupción

Piden a la Guardia Nacional en la entrada y salida del municipio ante la presencia de un grupo civil armado.

A casi 6 meses de la irrupción de un grupo armado que causara la muerte de dos líderes campesinos del municipio de Amatán, José Trinidad López Calvo, dirigente estatal del Movimiento Campesino Regional Independiente de la Coordinadora Plan de Ayala-Movimiento Nacional (Mocri-CNPA-MN), comentó que ante la aún presencia de estos grupos civiles que portan armas largas piden la llegada de elementos de la Guardia Nacional.

López Calvo afirmó que no se ha avanzado en nada las investigaciones para esclarecer los homicidios de Noé Jiménez Pablo y José Santiago Álvarez, ambos líderes del Movimiento Campesino, asesinados el pasado 17 de enero.

Ante esto, López Calvo pidió la presencia de la Guardia Nacional en la entrada y salida del municipio para que se tenga una seguridad confiable y le dé frente al grupo de choque que aún se encuentra.

Jiménez Pablo era líder campesino y uno de los personajes que dirigía un movimiento en contra del ex-presidente municipal Manuel de Jesús Carpio Mayorga, este último, era señalado por la organización como operador de un grupo de choque armado en Amatán.

López Calvo comentó que ellos han entregado las pruebas suficientes para que la Fiscalía General del Estado aceleren la investigación y ejecuten las órdenes de aprehensión, lo que ayudaría a la desintegración del grupo armado local.

El dirigente estatal informó que el grupo armado sigue en operaciones dentro del municipio, ahora de forma más discrecional, por lo que esto, ha sido la principal petición de la organización en las mesas de diálogo con el gobierno local, en la cual han pedido el desarme del grupo dirigidos por Isidro Chávez y Javier Tovilla de forma material y Carpio Mayorga como intelectual.

“El grupo sigue operando, desde que fueron exhibidos por nuestros compañeros la noche del 17 de enero con la portación de armas largas y cortas supimos de su poderío, por lo que pedimos que se actúe de forma inmediata” comentó.

Además, denunció que el refuerzo de los elementos de seguridad estatal en el municipio solo se acercó con la familia Carpio Mayorga y el grupo civil armado, por lo que, piden el cambio rotativo de los mandos policiacos en el municipio.

También, comentó que desde lo sucedido el pasado 17 de enero, se unieron más personas al mecanismo de protección a periodistas y activistas de la Secretaría de Gobernación, en ellas la presidenta concejala Lilía Aríaz Méndez y el tesorero del municipio, sin embargo, la poca infraestructura en el municipio ha complicado la aplicación de una herramientas de alarma.

 

Por Andrés Domínguez/Chiapas paralelo

Leer más: https://www.chiapasparalelo.com/noticias/chiapas/2019/07/sin-investigacion-y-con-grupos-armados-amatan-pide-justicia-a-casi-6-meses-de-irrupcion/