El recorte presupuestal a la Casa de la Cultura de Oaxaca afectaría a 54 talleres y más de dos mil estudiantes además pondría en riesgo la permanencia de la institución, revelaron empleados inconformes por la situación.

Esta mañana, un grupo de maestros se declararon en paro y tomaron la Casa de la Cultura ubicada en el Barrio de los Siete Príncipes en la capital del Estado, para evidenciar una serie de irregularidades.

El maestro de folklore, Salvador Ramírez señaló que fueron informados de que a partir de este 15 de agosto dejarían de laborar y que sus contratos ya no serían renovados.

Muchos empleados llevan aquí más de 15, 25 y hasta 40 años“, dijo el profesor quien además señaló que no reciben prestaciones laborales y que trabajan por honorarios.

En este sentido, alertó que se estaría perdiendo un “pulmón” importante en el rubro cultural “queremos que pongan y que tomen en cuenta lo que dijeron en sus discursos en Guelaguetza, Oaxaca es un patrimonio cultural“.

El año pasado, los legisladores aprobaron un presupuesto superior de 199 millones de pesos para este rubro, sin embargo, debido a la falta de dinero, la Secretaría de Culturas y Artes de Oaxaca (Seculta) despedirá a 54 trabajadores.