OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Las autoridades municipales de Santa María Alotepec desmintieron las acusaciones en contra del director Nacional del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, Adelfo Regino Montes, quien es responsabilizado la detención y encarcelamiento de siete mujeres mixes.

Aclararon que el servidor público federal “no tiene preferencias ni atribuciones especiales, sólo ejerce los derechos y obligaciones de cualquier ciudadano” por ser originario de esa comunidad de la Sierra Mixe de Oaxaca.

Luego que las autodenominadas “víctimas de la autoridad municipal y de Adelfo Regino Montes” enviaron una carta al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador donde presuntamente hicieron responsable de su encarcelamiento a Regino Montes, las autoridades municipales manifestaron que el funcionario federal “ha sido siempre cauteloso y respetuoso de sus autoridades y asamblea”.

Aunque señalan a Adelfo Regino como “manipulador, asesor, violador de derechos entre otras cosas, por la gran responsabilidad que tiene ahora son muy esporádicas sus visitas a la comunidad y en ningún momento se ha acercado a nosotros con una actitud altanera y prepotente”.

En un documento firmado por el presidente municipal de Santa María Alotepec, José Galván López, el síndico José Castillo Gregorio, los regidores Gerardo Martínez Hernández, Graciela Martínez Nabor, Cecilia de Jesús Zaragoza, Donaldo Monterrubio Reyes y Cirino Dionicio Cándido, exigen respeto a su comunidad.

Insistieron en que exigen respeto a “las mujeres y hombres, a nuestra forma de organización, a nuestra forma de gobierno, no más señalamientos ni prejuicios que atentan contra nuestra integridad y dignidad”.

El documento dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador que es acompañado de los sellos de la comunidad, resaltaron que después de que día primero de agosto fueron encarceladas siete mujeres por no querer devolver los utensilios del Comedor Comunitario que tienen bajo su resguardo “fuimos señalados como faltos de sensibilidad hacia los temas de género y derechos de las mujeres”.

Hicieron hincapié que “actualmente circula en las redes varios señalamientos hacia nosotros, recreando un ambiente de opresión y sometimiento hacia las mujeres de nuestra comunidad”.

Cuestionaron que “por este incidente de manera irresponsable alguien exhibió a través de la red del internet fotografías y videos de dichas mujeres sin el mínimo respeto a su integridad y dignidad, del cual por cierto nadie protestó”.

Consideran que “dichas imágenes causaron indignación y enojo de las organizaciones defensoras de los derechos y de las instituciones de gobierno, además los medios de comunicación que aprovecharon para venderlo como nota amarilla”.

Resaltaron que aunque hicieron una extensiva invitación hacia las organizaciones, medios de comunicación e instituciones de Gobierno para que se acercaran a nosotros y conocieran de cerca la problemática”, nadie se ha acercado.

En una sesión de cabildo celebrada este martes 6 de agosto, acordaron “de nueva cuenta su total disposición de esta autoridad municipal y su cabildo (en el cual hay cuatro mujeres Regidoras) para generar un diálogo con organizaciones e instituciones a través de una asamblea comunitaria para que conozcan y entrevisten a las mujeres y hombres sobre esta situación, escuchen de viva voz sus opiniones, y si es posible, que las mujeres se reúnan de manera independiente para exponer sus problemáticas”.

Además, solicitaron que su comunidad sea sede de un congreso o foro sobre derechos humanos donde garantizan el respeto y la integridad de quien los visite.

autoridades municipales, en caso de salir culpables de algún delito o por violación de los Derechos Humanos estamos dispuestos a pagar conforme a la ley nuestras faltas y ser destituidos de nuestro cargo, el pueblo es el que nos nombra y el pueblo es el que nos quita”.