OAXACA (#pagina3.mx).- Tras ser destituido como magistrado Presidente del Tribunal de Justicia Administrativa, Adrián Quiroga Avendaño -por su franca confrontación con el Gobernador, Alejandro Murat Hinojosa e incurrir presuntos actos ilegales- el ahora ex titular de ese órgano jurisdiccional, calificó esa acción como un acto porril e ilegal por pretender controlar el TJA. Sostuvo que él sigue siendo el presidente de ese órgano autónomo.

Fueron los magistrados de las salas unitarias, Javier Martín Villanueva Hernández, Ana María Soledad Cruz Vasconcelos, Pedro Carlos Zamora Martínez, Julián Hernández Carrillo, Abraham Santiago Soriano, María Mayela García Maldonado, y Manuel Velasco, quienes hicieron un bloque para destituir a Villegas Aquino y así cobrarle la afrenta al Gobernador.

Y es que en una clara intromisión a los Poderes del Estado y por intereses económicos-personales, Quiroga Avendaño, ordenó -sin fundamento constitucional- a la LXIV Legislatura, no aprobar o ratificar el nombramiento de Raúl Palomares Palomino, como Magistrado de ese órgano jurisdiccional, propuesto por el Gobernador del Estado, Alejandro Murat Hinojosa, confrontándose así, con el mandatario estatal.

En el oficio TJAO/P/36/2019, fechado al 11 de julio, Quiroga Avendaño, notificó al Congreso del Estado -en base a una interpretación errónea de una jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y basada en una legislación secundaria anterior a la vigencia que rige el Poder Judicial- que operaba a favor del magistrado Hugo Villegas Aquino la reelección tácita. El objetivo, proteger las piezas que dejó el ex gobernador, Gabino Cué Monteagudo.

Una vez destituido, Quiroga Avendaño, salió ante los medios de comunicación para defenderse y anunció que recurrirá a los causes legales porque no permitirá ninguna ilegalidad. “Yo sigo siendo presidente y seguiré trabajando de manera normal. No tengo porque esconderme”, atajó.

Aseguró que todos sus actos jurídicos están debidamente amparados por la ley y no existe ninguna violación en los actos que desplegará. Reconoció que promovió una controversia constitucional respecto al procedimiento del selección de los magistrados del TJA.

Acompañado de los magistrados Hugo Villegas Aquino y Enrique Pacheco Martínez -sembrados en el sexenio de Cué Monteagudo en ese órgano jurisdiccional, a través del Congreso del Estado- afirmó que sus destitución, obedece a que pretenden tomar por asaltó la Presidencia del TJA y al nombrar una encargada se viola la ley. “Lo que quieren es tener el control de la institución desde el momento en que se da la injerencia del Consejero Jurídico, hay esa intención”, declaró.

Quiroga Avendaño, afirmó que no hay argumento legal para ser removido e incurren en acciones tendenciosas. Acusó que el Consejero Jurídico del Gobierno del Estado, Octavio Tinajero Zenil, tiene las manos metidas en la decisión que tomaron 8 magistrados de las Salas Unitarias y los ha asesorado para impulsar los actos en su contra.

“Eso violenta la autonomía administrativa del Tribunal de Justicia Administrativa”, soltó el magistrado que fue elegido a propuesta del ex gobernador, Cué Monteagudo.

Pese a que se ha confrontado con Murat Hinojosa, llamó al mandatario a instruir a Tinajero Zenil, para que deje de meter las manos en el Tribunal de Justicia Administrativa.

“El maestro Alejandro Murat Hinojosa, ha sido respetuoso del Estado de Derecho (…) creo que el señor gobernador no tiene conocimiento de lo que esta pasando con estos compañeros (los magistrados que tomaron la determinación de destituirlo) y han llevado acabo y están actuando en la ilegalidad”, reculó, luego de que en la víspera Quiroga Avendaño, se entrometiera en la autonomía del Poder Legislativo, para ordenar que no ratificaran a Raúl Palomares Palomino, como magistrado de la Sala Superior del TJA, propuesto por Murat Hinojosa.

Quiroga Avendaño, acusó que con conductas violentas el bloque de 8 magistrados irrumpieron en la sala para imponerse y tomar el control de ese órgano jurisdiccional.

Responsabilizó entonces a sus magistrados opositores y a Tinajero Zenil, de lo que pueda pasarles a Hugo Villegas Aquino y Enrique Pacheco Martínez, así como a sus familias, porque echaron mano de la fuerza pública.

Afirmó que la designación de María Elena Villa Carillo, como Presidenta Interina, es ilegal, lo mismo los actos que ha desplegado al designar a funcionarios. “Hay una violación en las normas”.

Acusó que el magistrado de la Sala Superior, Manuel Velasco, fue uno de los operadores de su destitución.

Quiroga Avendaño, reiteró que no hay fundamento legal para su destitución, no hubo convocatoria de por medio, los magistrados se reunieron de manera ilegal y al recurrir a un juicio de amparo, se vendría a bajo su destitución.

Sostuvo entonces que él sigue siendo el presidente del TJA. Refirió que los magistrados de las Salas Unitarias no tiene voto, mientras que dos magistrados de la Sala Superior votaron a favor de otra persona. Se necesita el voto mayoritario de 5 magistrados de la Sala Superior. Desestimó que en un momento procesal, sea sancionado por la Fiscalía Anticorrupción.

En contra parte concedió -tras cantinflear en sus argumentaciones- que notificó a la LXIV Legislatura que operaba a Villegas Aquino la relección tacita, debido a que el Congreso del Estado, no contestó ni inició el procedimiento para la elección del nuevo integrante del TJA. Justificó que como presidente de ese órgano notificó la ratificación tacita de Villegas Aquino.

Al desestimar que detrás de él y los magistrados Villegas Aquino y Pacheco Martínez, esté el ex magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia, Alfredo Lagunas Rivera.